El pequeño comercio copia a las cadenas y adelanta las rebajas con ofertas especiales

  • A una semana del inicio de la campaña, las franquicias de moda y el comercio tradicional ya cuelgan en sus escaparates carteles con descuentos de hasta el 50% para animar las ventas antes de las rebajas

Hace años que las rebajas dejaron de estar constreñidas a los dos meses que marca el calendario oficial. Ahora quien hace cola a las puertas de algún establecimiento comercial lo hace más por tradición que por otra cosa, porque 'extraoficialmente' las rebajas ya no comienzan el 1 de julio. Desde que hizo aparición la crisis, las grandes cadenas comenzaron a utilizar una estrategia que ha llegado hasta el comercio tradicional: adelantarse al periodo oficial de rebajas con descuentos y ofertas especiales que 'rellenan' las dos semanas previas a la campaña.

Basta pasear por las calles comerciales del centro -o por cualquier otra zona comercial de la ciudad- para constatar que los descuentos ya han llegado, aunque todavía no puedan llamarse rebajas por cuestión de calendario y de cantidad (en rebajas los artículos rebajados son mucho más numerosos). Aunque hay excepciones y hay alguna que otra franquicia de moda que hace caso omiso de la normativa y se adelanta con rebajas en toda regla al inicio oficial de la campaña.

El presidente de la Federación Provincial de Comercio de Granada, Enrique Oviedo, reconoció ayer que la caída de las ventas ha obligado a muchos comercios tradicionales a importar una fórmula ideada por las grandes empresas para animar las ventas antes de las rebajas. "Los comercios están preparándolo todo para el 1 de julio, pero ahora mucho tienen descuentos y ofertas especiales para sacar algo fuera", indicó Oviedo, que señaló que "hay que hacerlo para pagar nóminas, a los proveedores y a los bancos".

Esta estrategia, que consiste promocionar determinados productos -no tantos como en rebajas- para facilitar su venta y reducir el stock, tampoco es nueva en el pequeño y mediano comercio. "El año pasado también se vio y, aunque en menor medida, también comenzó a verse en 2008, cuando el sector comenzó a ir muy mal", explicó el presidente de la Federación de Comercio. Con todo, adelantarse a las rebajas es una tendencia que ha venido impuesta desde las cadenas y franquicias. "Nos hemos sentido machacados por las grandes cadenas y con sus campañas agresivas", aseguró Enrique Oviedo.

En principio, aunque las grandes firmas comiencen con descuentos más atractivos, durante las primeras semanas las rebajas del comercio tradicional rondarán entre un 20 y un 40%, para intentar recuperar una temporada "regular", en línea con las campañas de los últimos años. "La temporada de primavera-verano ha sido tirando a mala. Nosotros no perdemos nunca la esperanza de vender en rebajas, pero a ver qué pasa. La esperanza no se pierde, pero la incertidumbre sigue estando ahí", señaló Oviedo.

Sobre todo después de los malos resultados obtenidos desde que comenzó el año. "Las expectativas no se han cumplido. La gente no tiene dinero y no puede comprar". La excepción, quizá, ha sido el Corpus, donde el comercio granadino se ha visto "más animado" que de costumbre.

A partir del viernes el sector que se puede encontrar con más dificultades durante la campaña de rebajas que comenzará el próximo viernes es el de muebles y decoración, por la "crisis profunda" que sufre el sector de la construcción. Y los comercios "que se pueden salvar un poco" son los de venta de aparatos de aire acondicionado, frigoríficos y otros electrodomésticos. Además, por supuesto, del sector que reina en el periodo de rebajas, el textil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios