El comercio acusa una caída de las ventas del 60% por la subida del IVA

  • Las primeras semanas con los nuevos precios lastran las ventas en el pequeño y mediano comercio de la provincia, que en algunos casos registra un descenso del volumen de negocio de hasta un 80%

Han pasado sólo 28 días desde que entró en vigor el nuevo IVA, pero el comercio tradicional granadino ya está sufriendo las consecuencias de un incremento generalizado de los precios de dos puntos porcentuales que le ha quitado a buena parte de los consumidores las ganas de irse de compras. El presidente de la Federación Provincial de Comercio de Granada, Enrique Oviedo, asegura que en las primeras semanas de aplicación del nuevo Impuesto de Valor Añadido el pequeño y mediano comercio de Granada ha experimentado una caída media de las ventas del 60%.

"Tenemos una preocupación tremenda. Esto es una ruina", indicó Oviedo, que explicó que en muchos casos los comercios granadinos ni siquiera están vendiendo lo suficiente para cubrir los numerosos gastos que lleva aparejados un establecimiento comercial: alquiler (o hipoteca, en algunos casos), luz, personal... Y eso que son muchos los negocios que están intentando salvar las ventas aplicando descuentos especiales y promociones incluso a los productos de nueva temporada.

"Ni siquiera las tiendas de cliente medio-alto están vendiendo", aseguró Oviedo, que indica que, además de la crisis económica real, "hay una crisis psicológica y de miedo a perder el poder adquisitivo tremenda".

Aunque no hay ningún sector que se libre de la incidencia de los nuevos precios, en función de la actividad hay negocios que se han visto más o menos afectados. En el caso del sector textil, las ventas han caído en este primer mes de septiembre entre un 60 y un 65% en comparación con el mismo periodo del año pasado. En el caso de los comercios de muebles, la situación es todavía peor, ya que han experimentado una caída de las ventas de hasta un 80%, al igual que las tiendas de electrodomésticos y las de electrónica y sonido. Quizá el sector que mejor está soportando los nuevos precios sea el del calzado, donde el volumen de negocio se ha reducido un 50% respecto a septiembre de 2011.

Por el momento, la mayoría de las tiendas están en stand by, con la ventas prácticamente paralizadas a la espera de que avancen los días y el miedo se disipe. Pero las perspectivas no son buenas y hay comercios tradicionales que no son capaces de soportar la caída de las ventas y la competencia cada vez más dura de las grandes superficies. "Hay tiendas que están cerrando", aseguró el presidente de la Federación Provincial de Comercio, que añadió que si la situación está siendo dura en la capital -el centro comercial por excelencia de Granada-, las consecuencias de los nuevos precios y de la caída del consumo en los barrios de la capital están siendo todavía peores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios