Los comercios de Plaza de Toros exigen celeridad para la desfusión

  • Reclaman medidas urgentes para revitalizar el barrio y evitar el cierre de 400 negocios

  • Buscan el apoyo de los grupos municipales a través de una declaración institucional que llevarán a pleno

Tras la fusión, el tránsito de personas se ha reducido considerablemente en el barrio. Tras la fusión, el tránsito de personas se ha reducido considerablemente en el barrio.

Tras la fusión, el tránsito de personas se ha reducido considerablemente en el barrio. / pedro hidalgo

Los comerciantes de Plaza de Toros-Doctores y Pajaritos están desesperados. Ya no saben qué van a hacer para atraer a los viandantes hasta sus negocios. El tránsito de personas ha caído en picado en los últimos años. El alquiler de viviendas también. Son los efectos de las distintas medidas que se han tomado en los últimos años y que han condenado a estos barrios al abandono. Primero fue la marcha de la Facultad de Medicina. Después el cierre del Hospital Clínico dentro del proceso de fusión hospitalaria que ahora ha tornado a desfusión sin que esto beneficie inmediatamente a estos pequeños empresarios que cada día luchan con sus libros de cuentas para levantar la persiana. Las últimas noticias que se conocen en cuanto a la creación de dos hospitales completos tampoco les dan ánimos.

"Dicen que no decidirán el futuro del Clínico hasta que termine el proceso previsto para marzo de 2018. Pero nosotros ya no confiamos en los plazos que marcan las administraciones", explicó ayer el presidente de la asociación de comerciantes de esta zona, Santos Gómez. Según indicó en su cajón todavía guarda una carta del consejero de Fomento que anuncia la inauguración del Metro para el 30 de marzo de 2014. Teniendo en cuenta que a día 19 de mayo de 2017 se desconoce todavía la fecha del estreno, Santos se muestra contundente: "No nos podemos fiar".

Los gerentes de los hospitales no aclaran el futuro uso del Hospital de San Cecilio

Por eso, esta asociación ha ido llamando puerta por puerta a los distintos grupos municipales para impulsar soluciones urgentes que impidan la tragedia. Según las estimaciones si no se toman medidas el barrio sufrirá el cierre de 400 comercios. Desde el pasado mes de julio, fecha en que se inició el proceso de fusión, ya han cerrado en torno a 150. "Si no se acelera el proceso los comerciantes no resistirán", explicó Gómez, que ayer mismo se dio una vuelta por los negocios de la zona para intercambiar opiniones. Fue hacia las 13:30 y Gómez asegura que "muchos ni siquiera habían tocado la caja registradora a esa hora". No habían vendido nada.

En las reuniones con los grupos municipales han conseguido arrancar un compromiso. Este mes se llevará una declaración institucional al pleno ordinario para exigir un plan a corto plazo para revivir el barrio con medidas que pasan por decidir qué se va a instaurar en el Hospital de San Cecilio o animar la actividad en la antigua Facultad de Medicina. "No solo queremos hablar con la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento. También queremos la implicación de la Universidad de Granada", destacó Santos.

De momento, cuentan con el apoyo del Partido Popular, Ciudadanos, Vamos Granada e Izquierda Unida. El próximo lunes se reunirán con el PSOE para presentar al alcalde este documento que, si todo sale según lo previsto, se llevará al próximo pleno con la firma de todos los grupos.

El pasado jueves los directores gerentes de los hospitales Campus de la Salud, José Luis Gutiérrez y Virgen de las Nieves, Pilar Espejo anunciaron la publicación en BOJA del segundo acuerdo marco para las obras del Hospital Materno Infantil y del Virgen de las Nieves. Con anterioridad ya habían informado sobre otro acuerdo para actuar en el Hospital de Rehabilitación y Traumatología y en el del Campus de la Salud. En su intervención garantizaron que la fecha límite para lograr las dos áreas hospitalarias independientes es marzo de 2018. Respecto al futuro del Hospital de San Cecilio, cuya actividad se ha visto reforzada desde la paralización de la fusión, garantizaron que para esa fecha estará cerrado a cal y canto. Después se decidirán sus nuevos usos. Una explicación que para los vecinos supone la auténtica sentencia de "muerte comercial" del barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios