La conexión por ancho internacional tendrá que esperar hasta 2023

  • El tramo entre Moreda y Almería no tendrá ancho UIC hasta esa fecha

La conexión por ancho internacional tendrá que esperar hasta 2023 La conexión por ancho internacional tendrá que esperar hasta 2023

La conexión por ancho internacional tendrá que esperar hasta 2023

La Algeciras-Bobadilla podría tener su plataforma renovada en 2020, e incluso la electrificación finalizada en 2021. Pero aunque se cumplan los plazos aportados por el Ministerio de Fomento, Algeciras no tendrá conexión ferroviaria de mercancías en ancho internacional hasta 2023, fecha para la que está prevista que finalice la transformación del tramo Moreda-Almería. Habrá que esperar, explicaba el secretario general adjunto del lobby Ferrmed, Francisco García Calvo, puesto que es dudoso que la vía de alta velocidad a Madrid se utilice para mercancías.

García Calvo hizo ayer un repaso a la situación actual del Corredor Mediterráneo en Andalucía ante los cuatrocientos empresarios reunidos en Los Barrios. Una red que comienza con la Algeciras-Bobadilla, un ramal común que "es vital, si no lo hacemos quedamos cojos", explicó. La renovación de la línea no es fácil, reconoció, por la orografía "horrible" del terreno por el que transcurre, metida en el cañón del río Guadiaro. Por ello destacó el trabajo realizado entre Ronda y San Pablo, ya finalizado, y apuntó la dificultad también del Ronda-Bobadilla que queda por afrontar. Si se cumplen los plazos, en 2021 se habrá renovado toda la línea, siguiendo prácticamente el mismo trazado, con una vía única de tercer carril, es decir, con un tercer raíl entre los dos tradicionales que permita trabajar tanto con ancho ibérico como internacional.

No obstante, advertían algunos de los especialistas congregados en el acto, será difícil que la ejecución de la electrificación y las subestaciones esté finalizada en ese plazo tan corto, dado que hay que realizar una Declaración de Impacto Ambiental que afecta a espacios protegidos.

Antequera se convertirá en un nudo logístico de gran importancia, remarcó, con conexión hasta Granada en diferentes formatos: vía única de ancho internacional, de ancho ibérico, tercer carril y vía doble de ancho internacional. Un muestrario ferroviario que ya está en pruebas y con los viajeros como público fundamental.

La línea entre Moreda y Almería no deja atrás a la Algeciras-Bobadilla, de finales del XIX y con un trazado "terrible", remarcó. Se convertirá en ancho internacional para el año 2023 si se cumplen los plazos. También para ese año debería estar la conexión entre Murcia y Almería, toda en obras. En ella está prevista una vía de ancho internacional y alta velocidad, con el compromiso de que "como mucho una tercera parte sea vía única". Otro tramo clave, resaltó, para "uno de los mayores movimientos mundiales de productos agrícolas". "Si hacemos la estación de Pulpí y Níjar por ahí saldrán más de tres millones de toneladas de productos", remarcó.

Pero las aspiraciones del lobby del Corredor no quedan ahí. Los empresarios plantean un corredor completo de ancho internacional y otro ramal ferroviario por la costa mediterránea andaluza, así como una conexión entre Lorca y Guadix.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios