"No conozco la denuncia de Lorente, pero la Fiscalía no se inventa nada"

  • Los casos de violencia familiar se han disparado en Granada y es uno de los fenómenos que más preocupan a la nueva fiscal jefe provincial, que ya ha empezado a poner orden en la institución

Acaba de aterrizar en su nuevo puesto de fiscal jefe provincial y ya se ha encontrado con la primera polémica. Aunque confiesa desconocer el contenido de la denuncia presentada contra el ex gerente de Urbanismo José Antonio Lorente, defiende de forma tajante la actuación de la Fiscalía en este caso ante las críticas realizadas por la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto.

-La actualidad manda. ¿Qué tiene que decir a las críticas que ha suscitado la denuncia contra el ex gerente de Urbanismo?

-La única información que tengo ha sido a través de los medios de comunicación. Es una denuncia que se tramitó antes de yo tomar posesión y, aunque se haya interpuesto habiendo yo ya ocupado el cargo, no he tenido conocimiento de ella ni del trabajo de esas diligencias y, por tanto, no puedo hacer ninguna valoración. Me imagino que en este asunto se habrá trabajado seriamente, como en todas las diligencias que se llevan en la Fiscalía.

-Pero, ¿qué tiene que decir a quienes opinan que no se ha investigado bien el asunto?

-Si la Fiscalía interpone una denuncia es porque le llegó una denuncia de unas personas determinadas. La Fiscalía no se inventa nada, sino que investiga sobre los hechos que se han denunciado. Y el interés de la Fiscalía en este caso es el mismo que en todos: que salga la verdad y que se investigue honestamente todo.

-¿Creía que sería la elegida cuando presentó su candidatura para el puesto de fiscal jefe provincial?

-Siempre piensas que te puede tocar, pero lo solicitamos seis y yo he tenido mis dudas hasta el final. Finalmente, el Consejo Fiscal habrá pensado que era mejor mi opción que otra.

-Tengo entendido que el fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, quería que usted acabase ocupando el sillón de teniente fiscal de la Fiscalía Superior. ¿Lo hubiera preferido?

-Es un puesto muy bueno y muy bonito, pero la jefatura provincial es un reto más fuerte.

-¿Y más difícil?

-Yo entiendo que muchísimo más. Es un trabajo de mucha más lucha y más guerra.

-¿Cómo se lleva con el fiscal superior?

-Con don Jesús tengo una relación espléndida y ya, de hecho, estoy recibiendo su apoyo y asesoramiento. Hablo con él muchísimo por teléfono y lo encuentro cada vez que lo busco.

-¿Con su designación comienza una nueva etapa en la Fiscalía?

-La creación de la Fiscalía de la Audiencia Provincial es un hecho muy novedoso y creo que es muy importante para poner límites entre una fiscalía y otra. Hasta ahora el mismo fiscal jefe había sido del TSJA y de Granada. Creo que ahora es un reto mío el saber establecer los límites entre una fiscalía y otra, porque están perfectamente establecidos.

-¿Hacen falta más fiscales en Granada?

-Siempre faltan. En los juzgados de Instrucción, por ejemplo, soportan un trabajo a veces excesivo. La plantilla se ha aumentado en dos fiscales más este año y, aunque es una buena noticia, siempre serían necesarios fiscales más para una mejor calidad del servicio. Actualmente hay 40.

-¿Cómo se ha encontrado la Fiscalía?

-En cuanto a distribución material estoy muy descontenta. Me he encontrado que cuando yo he tomado posesión ya se había realizado una distribución de espacios que no están en absoluto de acuerdo con mi idea de organización de la Fiscalía. Entiendo que ha sido precipitado que los fiscales hayan salido del edificio del TSJA -cuatro han sido enviados a Caleta y cuatro al antiguo edificio del Registro Civil- sin saber qué fiscal jefe iba a venir a Granada y qué expectativas tenía de organización.

-En los últimos años Granada siempre sobresale en las estadísticas como una de las provincias donde más crece la delincuencia. ¿Qué se puede hacer para frenar ese aumento de delitos?

-Quiero mantener una entrevista con los responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para saber dónde radica el problema y cómo se puede lograr que descienda la criminalidad.

-¿Qué delitos le preocupan especialmente a usted?

-Me preocupan todos, pero especialmente los violentos, pues la víctima me preocupa muchísimo y en delitos como las agresiones sexuales o los robos con intimidación sufre mucho. También me preocupa la violencia familiar, que va en aumento y me parece una infracción penal muy dolorosa en una sociedad. En los últimos dos años se han podido triplicar los casos de menores que maltratan a sus padres.

-La Fiscalía de Granada cada vez está más especializada. ¿Tiene en mente crear alguna otra nueva sección?

-En absoluto. Creo que ya son suficientes las especialidades que hay, pues si hubiera un fiscal específico para cada tipo de delito, nos quedaríamos sin fiscales para los juzgados de Instrucción, que es donde está el grueso del trabajo.

-¿Qué opina de la violencia machista como fiscal y mujer?

-Me parece espantoso que una mujer pueda sufrir de esa manera y que no se respeten sus decisiones ni lo más importante que tiene una persona, que son sus derechos. Los maltratadores tienen mi rechazo.

-La imparcialidad es para usted…

-Fundamental. Sin imparcialidad no se puede ser justa.

-¿Cómo evita un fiscal que le influya la política?

-A mí la verdad es que no me influye. La clave está en atender a la persona no viendo su color político.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios