La construcción aglutina a 4 de cada 10 empresas disueltas en 2008

  • Cerca de 250 negocios cerraron sus puertas durante el pasado año, 90 de ellos procedentes de actividades vinculadas al ladrillo · La creación de sociedades mercantiles desciende de 3.214 a 1.500

No hay duda de que la crisis afecta a todos, pero no lo hace por igual, sino que determinados sectores han sufrido durante el pasado año los mayores varapalos. Como ya vienen poniendo de manifiesto los informes y estadísticas mensuales, la destrucción empresarial en Granada ha sido especialmente cruenta con la construcción y demás negocios vinculados al ladrillo.

Así, el 36,7% de las empresas disueltas en 2008 eran constructoras o inmobiliarias, que han visto cómo desaparecían a lo largo del año 44 y 46 sociedades mercantiles de cada una de las ramas respectivamente, según los datos anuales facilitados por la firma granadina Axesor. Tampoco el sector de la hostelería ha escapado de la escabechina provocada por la crisis, registrando 19 empresas disueltas en 2008, un 72,73% más que el año anterior, cuando cerraron 11 negocios hosteleros.

Ahora bien, aunque en menor medida, todas las actividades empresariales han visto reducido su tejido empresarial. De hecho, de las 99 ramas existentes en la Clasificación Nacional de Actividades Empresariales, menos de un decena consigue disminuir en el pasado 2008 las cifras de disoluciones sufridas en el periodo anterior y, de éstas, sólo el comercio al por mayor (que pasa de 25 a 19 empresas cerradas) presenta una variación perceptible.

A nivel global, la desaparición de empresas ha aumentado un 15,57%, de modo que Granada ha perdido durante 2008 un total de 245 sociedades mercantiles, frente a las 212 de 2007. Es más, si se analizan los ocho últimos años, la provincia ha padecido en el pasado año el mayor incremento del número de disoluciones de negocios, que se han triplicado desde el año 2000.

Y del mismo modo que las empresas sucumben ante la crisis, el pasado año también cerró con un fuerte descenso de las constituciones de empresas. En concreto, en 2008, la creación de nuevos negocios se redujo a la mitad, pasando de las 3.214 sociedades constituidas en 2007 a las 1.500 del pasado año.

Por sectores, son las empresas de producción y distribución de energía las que han experimentado la caída más fuerte en número de nuevas sociedades, aunque las causas se deben al boom de este tipo de actividad que se produjo en 2007, de modo que la creación de entidades se situó el pasado año al nivel del resto de la década, con 73 empresas.

No ocurre lo mismo en la construcción, donde las 508 nuevas sociedades mercantiles generadas en 2007 han sido seguidas por sólo 197 nuevos negocios, un 61,22% menos. Además, este porcentaje se repite en términos similares en la comparativa anual con el resto de años desde que comenzó el presente siglo XXI.

De igual modo, la expansión de las inmobiliarias que caracterizó los años precedentes también se vio mermada en 2008. En este sentido, el pasado año se constituyeron 235 empresas dedicadas a la venta y alquiler de inmuebles, mientras que en 2007 esta cifra se elevó hasta 548 y en 2006 alcanzó las 784 creaciones.

Y la historia se repite: ningún sector se salva de los efectos de la crisis y los pocos que consiguen aumentar el número de constituciones de empresas lo hacen en volúmenes insignificantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios