Las constructoras apuestan por diversificar ante la inestabilidad del ladrillo

  • Cuatro grandes empresas inmobiliarias de la provincia afrontan la desaceleración del sector con la seguridad de haber ampliado a tiempo sus áreas de negocio

Comentarios 1

El de la construcción, hasta hace poco más de un año, podía considerarse como uno de los sectores más seguros -y uno de los negocios más lucrativos- para una empresa granadina. Junto al sector servicios, el ladrillo ha sido a lo largo de las últimas décadas el principal motor que ha hecho crecer no sólo la economía granadina, sino también la fortuna de los más importantes constructores y promotores de la provincia.

Sin embargo, el cambio de ciclo inmobiliario, que a estas alturas difícilmente puede obviarse, ha puesto en entredicho la estabilidad de un sector sujeto a la demanda particular y, por tanto, a las turbulencias financieras que desde el pasado mes de agosto sacuden a los mercados financieros internacionales.

Pero las grandes compañías granadinas del ladrillo no pueden decir que el enfriamiento inmobiliario les haya pillado por sorpresa. Prácticamente todas las grandes constructoras de la provincia pueden presumir de haber diversificado su actividad a tiempo para que la desaceleración del sector afecte lo menos posible a sus negocios.

Y es que desde hace años, las grandes sociedades inmobiliarias de la provincia han apostado por ampliar su participación en otras áreas de negocio diferentes a la de la construcción residencial, por crear alianzas con otras empresas y por ampliar sus fronteras hacia mercados internacionales emergentes.

"En cualquier negocio es muy importante diversificar, y dentro de la construcción lo es aún más. Las constructoras que han diversificado a tiempo -que son casi todas las granadinas- cuentan con más recursos en épocas de incertidumbre como la de ahora", explica el gerente de la Asociación Provincial de Promotores y Constructores de Granada, Francisco Martínez Cañavate. "Desde el mismo momento en que un constructor se convierte en promotor, está empezando a diversificar", añade Cañavate.

Y de ahí a tener una piscifactoría, un concesionario de vehículos o una bodega apenas hay un paso. El de lanzarse a un área apenas conocida para trasladar una forma de hacer las cosas que ya les ha reportado éxitos y cuantiosos beneficios en el sector de la construcción.

De un tiempo a esta parte, las más importantes compañías inmobiliarias granadinas, siguiendo la tendencia marcada por las grandes empresas españolas de la construcción con vocación global (ACS, Ferrovial, Sacyr o FCC) han dejado que las áreas de negocio no relacionadas directamente con la construcción residencial ganen cada vez más peso en el balance global de la actividad de sus grupos.

A este respecto, el director de marketing de la inmobiliaria Comarex, Alejandro Curiel, explica que la decisión de la empresa de ampliar sus actividades no se debe "a la situación de manga contenida" por la que pasa la economía de la provincia, sino al interés del grupo inmobiliario de consolidarse y ganar posiciones respecto a la competencia.

"Desde la Asociación de Constructores y Promotores no podemos ver esta decisión -la de ampliar sus áreas de negocio- desde otro punto de vista que no sea positivo", indica Cañavate. "Buscar un mercado alternativo, lanzarse a otro sector o diversificar internacionalmente" siempre son, según el gerente de los constructores, buenas noticias para la economía local de la provincia.

La Corporación García Arrabal, el grupo empresarial José Julián Consulting, el grupo Noga (cuya principal empresa es la inmobiliaria Osuna), el grupo Garasa Holding Empresarial o la corporación inmobiliaria Comarex son sólo algunas de las compañías inmobiliarias granadinas que en los últimos años han hecho de la diversificación una de sus principales metas.

"La estrategia para los próximos años es seguir diversificando la actividad. La constructora seguirá siendo una de las importantes líneas de actuación, pero no la única. El resto de las empresas que componen nuestro holding vienen así a reforzar las posibles carencias que pueda sufrir la constructora en esta etapa menos alentadora", resumen desde Garasa Esñeco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios