El convenio colectivo municipal sube sólo el IPC y apuesta por mejoras laborales

  • El acuerdo municipal, suscrito por CCOO y los sindicatos independientes de funcionarios, Policía y Bomberos, afecta a 1.800 trabajadores y personal laboral

El nuevo convenio colectivo del Ayuntamiento de Granada ya está firmado. El acuerdo que tendrá una vigencia de cuatro años se cerró ayer entre el Consistorio, CCOO y los sindicatos independientes de funcionarios, Policía y Bomberos. El documento marco para el desarrollo de los proyectos y acciones en materia de recursos humanos que se realicen en el Ayuntamiento fue valorado como satisfactorio por las partes integrantes, entre las que no se encuentra UGT, que ostenta en el Ayuntamiento el 46 por ciento de la representación sindical.

El nuevo acuerdo que regirá las directrices laborales de los 1.800 trabajadores municipales y del personal laboral del Consistorio se caracteriza porque da prioridad a las medidas laborales frente a las subidas salariales, que quedan restringidas excepto a la que no sea preceptiva en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. "Los esfuerzos se han centrado en potenciar las mejoras estratégicas que fomenten la profesionalidad y la conciliación laboral de los empleados", matizó el concejal de Personal, Juan Antonio Fuentes.

Así, Fuentes concretó que el acuerdo recoge una adenda que contempla el Plan Estratégico de Recursos Humanos que integra medidas de promoción interna y formación específica, provisión de los puestos de trabajo, medidas de consolidación de empleo temporal y la extinción del régimen de colaboración social, entre otros aspectos.

Algunas de las cláusulas más destacadas del nuevo acuerdo afectan, por un lado, al del Cuerpo de Bomberos que incrementará su plantilla un veinte por ciento en los próximos 3 años, pasando de 202 a 240 trabajadores. Y por otro, al funcionariado discapacitado, que, por primera vez en una administración española se le dará la posibilidad de promocionar de sus puestos de subalternos. Además, estos trabajadores incrementan del siete al diez por ciento el cupo de plazas, reservándose un uno por ciento para los afectados por algún tipo de discapacidad intelectual.

El concejal de Personal añadió que el acuerdo ha suscrito el 95 por ciento de las demandas solicitadas por los sindicatos y que, a pesar de esto al atenerse al Estatuto Básico del Empleado Público, alberga la posibilidad de crear mesas sectoriales de negociación para estudiar nuevas posibilidades de mejoras. Al margen de los acuerdos futuros, hechos como el contemplar la formación del personal como un derecho que en el 70 por ciento de los casos se realizará en horario de trabajo o en establecer medidas concretas que ayuden a conciliar la vida laboral y familiar, con reducciones horarias y, posibilidad de recuperar horas por la tarde, son, para los firmantes avances importantes por los que hay que apostar de manera decidida.

Los cuatro representantes sindicales presentes en la rúbrica hicieron hincapié en que "este es el convenio de las mejoras laborales y sociales". Eduardo Pérez, de CCOO, apuntó que los sindicatos han sido conscientes de la situación económica municipal y han tenido en cuenta las subidas experimentadas en los últimos cuatro años para conseguir otros aspectos necesarios que tienen por único fin mejorar las plantillas laborales que garanticen un mejor servicio a los granadinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios