"El 'low cost' es un modelo de negocio con fecha de caducidad"

  • Recuperar los valores de la aviación tradicional es el objetivo de la compañía

Luis Araque es el responsable de que, en apenas dos meses, el aeropuerto de Granada vea restituido el tráfico de pasajeros que perdió en 2009, de que la provincia vuelva a tener visitantes que llegan por aire y de que los granadinos tengan de nuevo la posibilidad de volar desde Chauchina a las principales capitales europeas. Mucha responsabilidad, sin duda. Pero el empresario confía en sus posibilidades y, sobre todo, en las posibilidades de un destino como Granada.

-¿Por qué Hispania Airways ha elegido Granada como sede de operaciones?

-Primero, porque después de haber estudiado durante mucho tiempo -la compañía lleva trabajando un año y tres meses y se han hecho muchos estudios, análisis de frecuencias y de pasajeros-, se ha llegado a la conclusión de que hay un nicho de mercado muy importante. Granada tiene el monumento más visitado de España y alberga mucho turismo, pero nos dimos cuenta de que este turismo no está viniendo en avión, sino que llega desde Málaga, desde Sevilla, en autobús...

-¿Es el mejor momento para poner en marcha una iniciativa empresarial como esta?

-Nunca sabes cuál es el mejor momento. Creo que si en época de crisis no arrimamos todos el hombro, si no creamos empresas y negocio, no vamos a salir en la vida de esta. Hay que generar empleo, generar confianza, generar ilusión... ¿Que si es el mejor momento? Pues no lo sé, sinceramente. Pero, ¿cuál es el mejor momento? Eso nunca se sabe realmente. Aunque esperemos que sí.

-Las comparaciones son odiosas, pero muchas veces inevitables. Ha comentado que Hispania Airways no está en la línea de las 'low cost'. ¿Cuál es el modelo de su compañía?

-Sencillamente, el que recupere la aviación tradicional. Para quien no esté metido en el sector puede parecer que esto ha sido así siempre, pero no tiene nada que ver. Hubo una época en la aviación, hace unos años, en la que era un auténtico lujo viajar en avión, y no a precios excesivamente caros. Esos son los valores que queremos recuperar, nada más. 'Low cost' no. No es mi planteamiento, no es mi opción, ni quiero hacerlo. No me gusta ese modelo de negocio, porque además considero que es un modelo de negocio que tiene fecha de caducidad. Cuando dependes única y exclusivamente de subvenciones para poder subsistir, en la época en la que estamos, eso se tiene que acabar. Está basado en dinero que se tiene que acabar. Y en cuanto se acabe, se acaba el 'low cost'.

-La política de subvenciones tampoco entra en la filosofía de Hispania Airways... ¿Cuál será entonces la relación de la compañía con las instituciones? ¿En qué pueden ayudar?

-Cuando comenzamos las reuniones con las instituciones, ni yo pedí ni ellos me ofrecieron ninguna subvención. Nunca ha salido este tema en nuestras conversaciones. Yo fundamentalmente lo que busco de ellos es apoyo en las relaciones institucionales, a nivel nacional e internacional, en promociones... Para mí esto es mucha más labor que el hecho de que me den 500.000 euros de subvención, y que cuando se gasten me vaya. Al final el dinero no deja de ser dinero y se gasta. Pero si realmente conseguimos hacer una buena campaña de promoción, captar a ese cliente, a ese pasajero, y fidelizarlo, conseguiremos consolidar la compañía y alcanzar un volumen de pasajeros constante. Evidentemente va a costar consolidarlo. Según los técnicos en torno a un año o un año y medio.

-¿El de Hispania Airways es un proyecto a largo plazo?

-Evidentemente. Es un proyecto que requiere de consolidación y para eso se requiere el esfuerzo de todos. Si podemos apoyar todos, lo conseguiremos.

-De momento inician la actividad con cinco rutas pero no descartan nuevas conexiones si se van cumpliendo expectativas.

-Vamos a ir con un poquito de cabeza. No tiene mucho sentido lanzar una operación con 50 vuelos semanales, porque si al final no sale bien el batacazo es gordo. Es preferible ir aumentando conexiones porque así generas mucha más expectación e ilusión, al contrario que recortar, que genera desconfianza. Vamos a empezar despacio y si tenemos que subir, subiremos.

-¿En qué otros mercados tienen puesto el ojo? El presidente de la Diputación habló en la presentación de conexiones con Asia...

-Ese es un proyecto a largo plazo, que requiere un trabajo muy grande a nivel burorático, diplomático, de permisos... Es un proyecto que está ahí y en el que ya estamos trabajando. Pero por el momento nos vamos a centrar en los objetivos que nos hemos marcado e iremos aumentando. Está en mente destinos como Lisboa, Marrakech... Vamos a ir avanzando, vamos a seguir estudiando diferentes posibilidades, diferentes destinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios