"Sin la creatividad formaríamos autómatas"

  • El proyecto Palabras Azules de la maestra motrileña Ana Galindo gana el Premio Nacional del Ministerio de Educación en la categoría de Equipos Docentes

Palabras Azules es un proyecto concebido para fomentar el aprendizaje de la escritura creativa en las aulas y que el alumno disfrute de la escritura y la comunicación. Desde que el pasado mes de agosto numerosos profesores empezaran a unirse al mismo, le ha proporcionado a su autora y coordinadora general, Ana Galindo, muchas satisfacciones. La última es haber ganado el Premio Nacional de Educación en la enseñanza no universitaria en la categoría de Equipos Docentes, un galardón que viene a engrosar un poco más la interminable lista de condecoraciones que tiene esta profesora del Colegio Virgen de la Cabeza de Motril.

Galindo se define a sí misma como "maestra de Primaria, bloguera, maestra TIC, exploradora de la Web 2.0, Redes Sociales, TIC educativas y culturales. Pertenezco a la Junta Ampliada de Espiral, Educación y Tecnología. Soy vocal de Aulas Innovadoras. Me apasiona la dinamización de programas de lectoescritura, escritura creativa, educación para el arte y coeducación, e intento fomentar el uso de la tecnología en la educación y en la sociedad, especialmente dentro de un contexto de conocimiento libre y cultura abierta".

Para el centenar de profesores que se ha unido durante estos meses a Palabras Azules, es necesario otorgar un papel primordial a la creatividad en las aulas. "Nosotros pensamos que demasiadas veces seguimos el modelo repetitivo que ofrecen los libros de texto, y que el profesorado se siente seguro ante modelos establecidos y que no precisan preparación previa. Afortunadamente un grupo de docentes nos hemos encontrado en este 'espacio azul' para revitalizar la idea de potenciar la creatividad en las composiciones escritas, de manera que el alumnado se divierta escribiendo y además, casi por arte de magia, mejore en el proceso de la expresión escrita", señala la maestra motrileña.

La docente apuesta por una clase creativa: "la creatividad involucra procesos cognitivos, afectivos, neurológicos, sociales y de comunicación, entre otros, por lo que nunca debe olvidarse en la escuela la necesidad de fomentarla, ya que sin ella formaríamos autómatas o personas que no saben encontrar soluciones ante situaciones dificultosas. Además de que permite transformar la realidad y mejorarla. En la formación de niños y jóvenes el desarrollo de las habilidades y actitudes creativas puede permitirles adaptarse con mayor éxito a un mundo en permanente cambio".

Esta animadora a la lectoescritura explica que uno de los objetivos de Palabras Azules es que "se difundan modelos de evaluación de las composiciones escritas. La evaluación de textos escritos contribuye a desarrollar una mente más lógica, ordenada y mejor organizada. Aprender a escribir es aprender a pensar y a organizar el pensamiento haciendo uso del lenguaje".

Las nuevas tecnologías, en este caso, se ponen al servicio del proyecto, el cual está basado en ofrecer secuencias didácticas y, en la mayoría de los casos, se aportan también herramientas de la web para la integración de las TIC en el aula. "Por razones de organización sólo podemos tener 100 participantes ya que es el número máximo de permisos que admite blogger para publicar como autores. Aún así, y debido a que las condiciones personales de algunos docentes ya inscritos pudieran variar, hemos creado una lista de espera", añade Galindo. Para inscribirse en ella, basta enviar un mail con los datos requeridos. Es necesario, también, indicar el nivel de implicación que se quiere adoptar con el proyecto. Como no podía ser de otra forma, Palabras Azules, se puede encontrar en Facebook, Twitter y Pinterest.

Este proyecto se añade a una larga lista de premios que atesora Ana Galindo en su currículum, como el segundo a nivel nacional a la mejor experiencia educativa en el Congreso Edutopía en Zaragoza, con 'Lunáticos. Convencida de la utilidad de las nuevas herramientas informáticas, Galindo es Tutora Tic, y pionera en su centro en el uso de pizarra digital, ultraportátiles y tutoría virtual, mientras que en las aulas de otros colegios de la provincia todo esto pueda sonar todavía a 'ciencia ficción'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios