La crisis se alía con el ahorro de agua con una caída del consumo del 12%

  • Emasagra achaca a la mala situación económica el descenso en el gasto de empresas, negocios y fábricas de Granada y Área Metropolitana · La factura baja pese a que el número de abonados crece

Comentarios 1

5%

La crisis ayuda al ahorro de agua en los negocios de Granada, que han rebajado su factura con Emasagra en un 12% con respecto al primer bimestre de 2008. Este descenso sitúa el nivel de consumo de la capital y el Área Metropolitana en los mismos parámetros que en 2003, en los albores de la expansión inmobiliaria, y eso pese a que en los últimos doce meses el número de abonados ha crecido.

Así lo afirma el balance de Emasagra de los primeros dos meses del año. Los negocios, industrias y empresas a los que abastece la empresa municipal de agua han bajado su consumo un 12%, hasta una media de casi mil litros al día por abonado -aunque dentro del consumo industrial entra desde un bar a un hotel o una empresa, y cada negocio requiere de un mayor o menor consumo en función de su actividad-. Además, también ha descendido el consumo doméstico en un 5% en los primeros meses de 2009.

En cuanto a las causas que explican el significativo descenso en el sector industrial, desde Emasagra se apunta directamente a la mala situación económica, aunque también se señala a las campañas de concienciación para el ahorro y al cambio en los hábitos de consumo como factores que pueden haber influido en esta tendencia, inédita en los últimos años y que coloca el nivel de consumo en las mismas cifras que hace seis años.

Esta bajada en la factura no es singular, ya que Granada se sitúa con este dato en la media andaluza. En todas las provincias la factura del agua es un baremo más que señala el sentido descendente de la actividad económica en todos los ámbitos, desde la construcción a la hostelería.

Por otro lado, el consumo doméstico también ha bajado, pero esto sí era previsible por cuanto que en los últimos años ésa ha sido la tendencia, más acusada en el primer tramo de este año con una bajada del 5% mientras que en la comparativa de 2008 con respecto a 2007 la bajada fue del 3%, gracias sobre todo a las campañas para fomentar el ahorro.

Esta caída sitúa la media del consumo en Granada y los municipios del Cinturón a los que abastece Emasagra en 250 litros al día por abonado. La previsión es que este nivel de consumo crezca en los próximos balances, en los que se recogerán los datos referidos a marzo-abril y mayo-junio, meses en los que el aumento de las temperaturas, entre otros, es determinante.

La bajada en estos dos sectores sobresale si se tiene en cuenta que Emasagra sí ha visto crecer el número de abonados. Concretamente, en la capital hay un 1,1% más de clientes que hace un año, mientras que en el resto de municipios -Alhendín, Armilla, Cájar, Cenes de la Vega, Cúllar Vega, Churriana de la Vega, Gójar, Huétor Vega, Las Gabias, La Zubia, Ogíjares, Pinos Genil y Pulianas- el crecimiento se cuantifica en un 3%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios