El 'techo de cristal' todavía frena el impulso emprendedor de las mujeres

  • El programa Universem, organizado por el IAM y la UGR, mejorará en su quinta edición las condiciones de empleabilidad de 40 universitarias de Granada.

No importa que estén más y mejor formadas, ni que sus calificaciones normalmente sean más altas que las de sus compañeros, ni que su desempeño no tenga nada que envidiar del de los hombres. Todavía hoy, pese a los grandes avances en el ámbito educativo, las mujeres siguen topándose una y otra vez con el techo de cristal que les impide alcanzar mayores niveles profesionales y que frenan su espíritu emprendedor. La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Pérez, aportó un dato que no deja muchas dudas sobre la desigualdad que aún hoy existe en el mercado laboral y en el empresariado: sólo tres de cada diez empresas pertenecen a mujeres. Y esto demuestra, según Pérez, que "las mujeres, pese a ser mayoritarias en cuanto a formación universitaria, no alcanzan los mismos niveles profesionales que los hombres, teniendo el mismo o incluso un mayor nivel de formación y capacitación".

Y la mejor receta para solucionar los desequilibrios del empresariado y del mercado de trabajo (la tasa de paro se ha duplicado en los últimos años), es la formación. "La Universidad de Granada (UGR) es la mejor aliada para buscar empleo. Que sigan formándose para romper la brecha de género", indicó Pérez.

En esta búsqueda de una mayor empleabilidad, el IAM destaca el programa Universem, que organiza junto a la UGR y que tiene como objetivo facilitar a las graduadas y a las postgraduadas universitarias mejorar sus condiciones para acceder al mercado de trabajo mediante formación complementaria no incluido en los planes de estudio de las universidades, talleres formativos y realización de prácticas en empresas nacionales y de la Unión Europea.

El programa, cuya quinta edición inauguraron la directora del IAM, el rector de la UGR, Francisco González Lodeiro, y la delegada del Gobierno de la Junta, María José Sánchez, beneficiará este año a 40 estudiantes de la UGR, que se unirán a las 138 mujeres que han participado las cuatro anteriores ediciones del plan. Y los resultados, aunque no milagrosos, son muy destacables: de las mujeres que se han beneficiado del programa hasta la fecha, casi un 16% consiguió un trabajo de forma inmediata tras finalizar el programa y un 70% lo hizo en los meses siguientes.

El rector de la UGR destacaron la importancia del programa -dotado con unos 70.000 euros por universidad y edición, un total de 280.000 euros- por lucha contra las desigualdades que hacen que, pese a "tener mejores cualificaciones, su inserción sea menor y su salarios sean menos cualificados". En la misma línea, la delegada del Gobierno apuntó que es labor de las administraciones "compensar los desequilibrios para que los hombres y las mujeres tengan el mismo punto de partida".

El programa prevé beneficiar este año a unas 399 mujeres en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios