El alcalde apela al cumplimiento del programa electoral para justificar la retirada del caballo

  • Señala que en el actual lugar de la estatua de Pérez Villalta se colocará otro elemento arquitectónico "muy granadino"

Comentarios 3

La fachada del Ayuntamiento ya no estará coronada por el caballo de Guillermo Pérez Villalta sino por otro "elemento muy granadino". El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, confirmó ayer su intención de trasladar la escultura ecuestre a un lugar emblemático de la ciudad y en el suyo poner otro elemento escultórico muy de la tierra. La actual decisión municipal de trasladar el caballo que recuerda, en cierta medida, a la polémica generada en el 2003 por la misma estatua responde, según palabras del primer edil, simplemente, a una promesa municipal que se refleja en su programa municipal -aunque no en el de las últimas elecciones sino en el del anterior-. El alcalde reiteró ayer que no sabe aún en qué lugar emblemático de la ciudad instalará la obra de Guillermo Pérez Villalta.

Por otro lado, el traslado de este elemento estaba supeditado a una reforma integral del edificio. Dicha reforma estaba prevista para el anterior mandato, según reconoció el regidor, que mantuvo que, por el traslado de las oficinas de la Plaza del Carmen a Los Mondragones, no se pudo comenzar la obra, que sí lo hará próximamente. En ese sentido, apuntó que se adecentarán las dependencias de los grupos políticos, ya que es "innoble" donde están, y se crearán otras instalaciones como una sala de usos múltiples y una sala de prensa, por lo que ésta, según incidió, se trata de una "obra necesaria", que se abordará "cuanto antes".

Una remodelación que no contará con la estatua que ha velado al Ayuntamiento durante los últimos años. El alcalde quiso aclarar las declaraciones que el autor de la obra realizó ayer a este periódico y achacó sus palabras a un "posible desconocimiento" al reconocer que estaba "indignado" por el cambio de ubicación de la escultura ecuestre. Para el alcalde es una "obra de arte sin ninguna discusión", por lo que, insistió, se situará en un "sitio emblemático donde pueda verse y palpar mejor".

Pero esta actuación del Ayuntamiento ha suscitado las críticas de la oposición que ayer en nombre del portavoz socialista, Javier Torres Vela, dejó claro que esta acción era una cortina de humo para no tratar otros temas que sí son de importancia para los ciudadanos. "Estas son polémicas ficticias que evitan el hablar de asuntos fundamentales", apuntó.

Torres Vela considera que la propuesta municipal sólo se entiende desde el rencor, "y trata de hacer olvidar a los ciudadanos que en ésta ciudad hubo otros gobiernos". Para el portavoz socialista el "tejer y destejer" en la política municipal lo único que provoca es que se consuman recursos necesarios para poner en marcha otras actividades. "Por ejemplo, no entiendo cómo puede quitar el caballo y todavía el Consistorio no haya planteado la reforma de la fachada". Para los socialista, recuperar del pasado esta polémica no resuelve los verdaderos problemas ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios