El decreto MIR sobrecarga de trabajo a los médicos de Urgencias

  • Un ejemplo es Trauma, donde desde ayer en lugar de cinco médicos en puerta hay dos

Incertidumbre. Esta es la sensación que se vive estos días en los servicios de Urgencias de los hospitales con la aplicación del decreto MIR, que regula las competencias de los residentes en formación con medidas como la prohibición de firmar altas a los de primer año.

En los dos hospitales de la capital se está aplicando de distinta forma el decreto pero hay una cosa en común: el nuevo plan de trabajo sobrecargará a las plantillas de médicos de los servicios, ya de por sí ajustadas.

En el Virgen de las Nieves, tras la reunión ayer con los residentes, se ha parado la aplicación del plan que propuso la dirección y se ha dado una semana para buscar una salida a la situación. "Al final, tras un año para preparar los protocolos y decidir su aplicación no se ha hecho nada para especificar competencias y lo van a sufrir todos los médicos de plantilla ya que se ha priorizado todo menos la asistencia y el personal. Incluso puede generarse un conflicto entre los propios médicos", apuntó el presidente del Sindicato Médico Francisco Cantalejo.

Con todo, desde ayer los residentes de primer año no firman altas en las Urgencias, lo que obligará a los adjuntos a supervisarlo todo y tener que dejar otras labores de atención, lo que creará más demoras en la asistencia.

Para muestra, según Cantalejo, en Trauma ayer hasta las 22:00 horas se habían visto 220 enfermeros. Y, para el turno de noche, donde antes había cinco médicos para las urgencias de puerta (tres residentes, un R-2 y un médico), ahora hay dos (un R-2 y el médico).

En el Clínico, la situación es parecida. Los médicos de plantilla no saben cómo van a sacar adelante el plan sin que afecte a la asistencia y las esperas de la población.

"Cuando, por los retrasos, surjan conflictos, serán los propios médicos los que sufran la ineficacia de la Administración", dijo Cantalejo, que aseguró que se han sumado dos problemas de las Urgencias: la aplicación del decreto y la falta de personal. Además, ahora se enfrentan en marzo al fin de los contratos para muchos médicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios