La delegada de Salud y la gerente del Clínico ocuparán cargos en la Consejería

  • La Junta ultima la composición de las delegaciones con el reto de la paridad

Un mes y medio después de las elecciones autonómicas continúan ajustándose los organismos institucionales andaluces. Renovándose cargos, cesando otros y promocionando algunos dentro de la Administración. En Granada, los 'ascensos' van a afectar de forma especial al área sanitaria, siguiendo con el proceso de renovación de cargos iniciado por la consejera, María Jesús Montero, tras su nombramiento de hace dos semanas. Mientras, se espera aún al nombramiento de los delegados provinciales de las distintas consejerías, probablemente el 13 de mayo, que traerá más novedades.

La propia delegada provincial de Salud, Celia Gómez, abandona su puesto para ocupar una secretaría general en la Consejería de Salud. Le acompañará la gerente del Hospital Clínico, Áurea Bordóns, que también tendrá un alto cargo en el Servicio Andaluz de Salud.

Ambas serán nombradas previsiblemente hoy en el Consejo de Gobierno de la Junta.

Gómez será la directora general de Financiación, Planificación e Infraestructuras, órgano que depende directamente de la Viceconsejería de Salud. La delegada será la responsable de asuntos de gran peso ya que, entre otros, tendrá que definir y coordinar las prestaciones sanitarias; planificar los recursos en Andalucía; coordinar el desarrollo de las empresas públicas adscritas a la Consejería de Salud; controlar la gestión económica del sistema sanitario; definir las políticas de conciertos y planificar las inversiones en infraestructura y equipamientos.

Áurea Bordóns será la directora general de Asistencia Sanitaria, un órgano dependiente de la dirección del SAS. Le corresponderán funciones como la gestión de los programas asistenciales; la planificación operativa de los recursos; la contratación y seguimiento de las obras y el impulso de la gestión clínica.

Pero no serán los únicos cambios. Se espera también el cambio en la dirección del Hospital Virgen de las Nieves, inmerso en problemas internos, aunque aún no hay confirmación oficial.

Todo esto llega en pleno proceso de composición de las delegaciones provinciales por parte de la Junta, a las que se tendrá que sumar la nueva de Vivienda. En Granada, el principal reto es conseguir la paridad. No en vano, en la actualidad (11 delegaciones más el delegado del Gobierno), hay ocho hombres y sólo cuatro mujeres. Entre ellas, está segura la vacante de Gómez y se especula también con la salida de la titular de Justicia por el cambio en la Consejería. Entre los hombres, está claro el cambio en Agricultura ya que Rafael Gómez ya anunció en su día su deseo de dejarlo.

Para aumentar la nómina de mujeres delegadas, se perfilan nombres como el de Rocío Palacios, concejal en Almuñécar y que en estas elecciones iba quinta en las listas al Congreso; y Concepción Ramírez, ex alcaldesa de Albolote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios