El detenido por los vídeos yihadistas, en tratamiento psicológico

  • El soldado de la base aérea de Armilla no compareció ayer en la Audiencia Nacional al estar ingresado en el hospital

El soldado de la base aérea de Armilla que fue detenido el pasado martes en esta ciudad por difundir vídeos de contenido yihadista no compareció ayer en la Audiencia Nacional, como estaba previsto, al encontrarse ingresado en un hospital para ser tratado de problemas psicológicos, informaron fuentes jurídicas.

El militar, Christian Peso Ruiz Coello, de 23 años, fue arrestado por elaborar composiciones a partir de imágenes de páginas radicales que editaba, trataba y colgaba en sitios públicos de la red con el objetivo de llamar a la Yihad global.

Las citadas fuentes indicaron que se ha acreditado que el militar no pertenece a ninguna organización terrorista y que los vídeos que colgó en internet no constituirían ningún delito de terrorismo sino uno de amenazas, por lo que la investigación no correspondería a la Audiencia Nacional.

Ayer Garzón únicamente tomó declaración a su novia, María Choubina, de 23 años y nacionalidad rusa, a la que dejó en libertad sin medidas cautelares tras comprobar que tiene escasos vínculos con la actividad que desarrollaba su compañero.

Los dos detenidos eran pareja sentimental y practicantes del Islam, según las investigaciones desarrolladas por la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de Información de Granada.

Las investigaciones, que concluyeron en la denominada Operación Nazarí, se remontan a junio de 2008, cuando se detectaron varios vídeos en internet en los que se exaltaba la figura del muyahidín y se realizaba un llamamiento explícito a la comisión de atentados en España, y más concretamente en la ciudad de Granada.

Según el Cuerpo Nacional de Policía, los autores de los vídeos se habían dotado de identidades ficticias y habían editado y colgado once vídeos en un portal de internet que habían sido visionados 2.007 veces. Además, habían visto más de 2.400 vídeos de contenido radical y mantenido contacto con más de 200 internautas afines a los postulados de la Yihad Internacional de diferentes países de Europa y Oriente Medio.

Los detenidos pretendían difundir en internet mensajes para provocar en el mundo musulmán un estado de ánimo favorable a la comisión de atentados terroristas en España, mezclando llamadas nostálgicas a la liberación de Al Andalus y la exaltación de la figura del terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios