Un día lluvioso, hace treinta años

  • Se cumple el 30 aniversario de la marcha que pidió en Granada la autonomía plena para Andalucía

El 4 de diciembre de 1977, un día que amenazaba lluvia y llovió, unos cien mil granadinos salieron a la calle para pedir una autonomía para Andalucía. El paro, la reforma agraria o las infraestructura se convirtieron en los reclamos del pueblo andaluz, que desfiló por Granada y el resto de ciudades de la región, tras enormes banderas verdiblancas. Hoy se celebra el 30 aniversario de un hito que marcó el actual estado de la comunidad.

µ chituela espinós

Autora de la fotografía

A sus veintidós años, Mercedes Espinós -más conocida como Chituela- fue la encargada de inmortalizar el momento histórico. "Tenía que concentrarme para colocar el diafragma y la velocidad de la cámara, porque trabajaba con la carne de gallina", recuerda Espinós. Fueron unos momentos "muy emocionantes", según la fotógrafa, y su retrato le reportó numerosas colaboraciones con revistas y diarios, con lo que pudo pagarse lo que le quedaba de la carrera de Derecho. Afincada en Madrid, Espinós dejó la fotografía profesional después de que un incendio devastara su equipo, aunque mantiene su inquietud por las instantáneas que reflejan el sentir popular.

1 juan santaella

Parlamentario del PP

Recuerda Santaella la época en la que está tomada la fotografía "muy bonita", en plena Transición, con un proceso que concluyó con consensos que fueron base para la Constitución. "Hubo un gran acuerdo entre los partidos mayoritarios para ser el acicate que uniera a los pequeños partidos nacionalistas en un gran consenso", recuerda, mientras que ahora, debido al enfrentamiento de esos dos grandes partidos, "los pequeños se aprovechan". La unión es algo que el parlamentario echa de menos. La concentración, en dos palabras, fue "muy emotiva".

2 Jesús quero

Gerente del PTS

"Fue una manifestación tremenda, de las mayores que ha habido en Granada", recuerda el actual gerente del PTS. "Fue un día lluvioso", lo que hizo que más de uno temiera que se desluciera la marcha que terminó en Plaza Nueva. En el acontecimiento participaron "todos los partidos, algo que hoy se echa de menos", asegura Quero, que también recuerda un incidente menor: "En Reyes Católicos, algunos manifestantes se encaramaron a los balcones para intentar quitar las banderas franquistas, lo que provocó que los de los balcones salieran a increparlos", rememora. Pero la cosa no fue a mayores.

3 JAvier Torres Vela

Diputado del PSOE

"Fue una manifestación impresionante", recuerda Torres Vela, que calificó la concentración como "la primera vez en la historia contemporánea que en todas las capitales andaluzas se salía para reivindicar la autonomía". El resultado fue un "éxito", poner "la primera piedra de lo que hoy es el edificio de la autonomía". Aunque fue un acto "festivo", Torres Vela recuerda el periodo como de "mucha tensión" pero con "entusiasmo de salir a la calle", algo que se hizo de "forma muy unitaria".

4 Federico mayor zaragoza

Ex-director de la UNESCO

Cuando al calendario llega el 4 de diciembre, la mente de Mayor Zaragoza se traslada a una "manifestación llena de esperanza, un momento luminoso". Efeméride, por la que el que el ex director general de la Unesco reivindica el papel que tuvieron todos los que acudieron a esa marcha y pide trasladarlo a día de hoy. "Todos supimos mirar hacia el futuro a a pesar de tener perspectivas muy distintas en aquel presente". Considera que aquel tiempo y sus protestas no fueron en balde y que han servido para que Andalucía avance. Apuesta porque se olvide la crispación y se aprenda del espíritu de lo que significó aquella unión.

5 juan lópez martos

Ingeniero de la CHG

Juan López Martos, por aquellos días recién elegido senador por una candidatura independiente, recuerda aquella manifestación con una "mezcla de ilusión e incertidumbre". "El pueblo se había pronunciado a favor de cambios en la organización del Estado. Teníamos ilusión pero carecíamos de experiencia en la tarea de gobierno, no sabíamos en definitiva cómo saldría ni cómo iban a reaccionar los poderes fácticos", rememora.

Hoy, López Martos se congratula de los avances que ha permitido la autonomía que "sin duda ha servido para avanzar en la distribución de la riqueza" pero cree que con la reforma del nuevo estatuto es el momento de "realizar una auditoría interna", es decir, "reflexionar sobre las competencias que hemos desarrollado de forma adecuada y ver en qué no hemos acertado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios