El temporal dificulta el tráfico y causa desprendimientos en la A-44La Sierra paga la factura de dos días de nieve ininterrumpida

  • Además de en la Autovía a la Costa, también se registraron problemas en Soportújar, Trevélez, Padul y en La Ragua, cerrada desde hace días al tráfico · La alerta pasó a nivel naranja en la Alpujarra

Durante algo más de tres horas uno de los carriles de bajada a Motril por la A-44 -que fue inaugurada el pasado verano- , estuvo ayer cerrado al tráfico a consecuencia de un deslizamiento registrado en el kilómetro 181 que provocó el levantamiento de una parte del arcén sin que se haya visto afectado ninguno de los carriles abiertos al tráfico ni se produjera finalmente desprendimiento de piedras del muro de contención, según confirmó la Subdelegación del Gobierno.

El tráfico restringido a la circulación de un sólo carril estuvo en todo momento regulado por efectivos de la Guardia Civil del destacamento de Tráfico de Motril hasta que se normalizó la circulación pasadas las dos de la tarde quedando abierto por completo después de que el Ministerio de Fomento determinase que la incidencia no conllevaba riesgos. Tras detectarse el suceso, se desplazaron al lugar el subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, y técnicos de la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento que evaluaron la situación.

Según informó la Subdelegación del Gobierno en Granada en un comunicado, el próximo lunes los técnicos y operarios de la Demarcación de Carreteras de Fomento iniciarán los trabajos para la reparación de los daños.

Otros de los puntos peliagudos durante la jornada de ayer fue Soportújar. Allí, las piedras y el barro de un derrumbamiento de la ladera junto a la vía producido el pasado jueves, imposibilitaban la circulación de vehículos en la carretera GR-4200 (la única que da acceso al municipio), según indicaron fuentes del Centro Coordinador de Emergencias 112.

En la zona estuvieron trabajando varios operarios, un asesor técnico del 112 y dos camiones para normalizar la situación, hasta que la comunicación por carretera con el municipio fue restablecida sobre las 16:00 horas, después de que operarios de la Diputación hubieron habilitado un carril para la circulación de vehículos. Además, la lluvia y la nieve dificultaron ayer el tráfico en varios puntos de la red viaria granadina, con algunas carreteras cortadas al tráfico por inundaciones, desprendimientos o acumulación de nieve, según los datos recabados de la Dirección General de Tráfico.

Los puertos de La Ragua y Collado del Veleta permanecían cerrados. Cortada estaba también, según la DGT, la A-4050 del kilómetro 12 al 35, en el término municipal de Padul, a causa de la nieve caída sobre la carretera. Con circulación difícil, están por acumulación de nieve la A-4132 en Trevélez y la A-395 en Monachil. La nieve en la A-92 a la altura de Loja también obligaba a extremar la precaución. Durante parte de la tarde, la DGT tenía constancia de problemas en Fuente Vaqueros por lluvia y en Campotéjar por inundaciones, aunque ambos se solucionaron.

Por otra parte, los técnicos del Ayuntamiento de Motril trabajaban ayer en la valoración de los daños provocados por la fuertes rachas de viento en invernaderos de Carchuna y Calahonda el pasado jueves. El concejal de Agricultura, Francisco Villoslada (PA-PAICC), manifestó que, si bien la extensión de las explotaciones afectadas no es importante, sí afecta a una decena de invernaderos de los que dependen "muchas familias".

Meterología mantiene para hoy la alerta amarilla en la provincia por viento, mientras que en la Alpujarra se activó ayer durante la noche la alerta naranja por acumulación de nieve.

Dos días seguidos nevando de forma casi ininterrumpida tienen que pasar factura. Y la estación invernal de Pradollano la está pagando. No ya sólo con el cierre -justificado por Cetursa por las precipitaciones, el viento y la falta de visibilidad- y la consiguiente pérdida de visitantes e ingresos, sino con numerosos problemas derivados de la acumulación de nieve.

Se sintieron sobre todo en la parte alta de la urbanización, en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) y en el albergue juvenil. En algunas zonas, el jueves por la noche, la nieve superaba el metro de altura, y eso hizo inútiles los esfuerzos de las máquinas quitanieves de Cetursa, que cedieron paso a otras, más potentes, aportadas por la Subdelegación del Gobierno.

Ayer, las máquinas de una y otra procedencia estuvieron toda la jornada quitando nieve para que el vial principal de Pradollano continuara transitable y para abrir paso hasta el CAR y el albergue, cuyos ocupantes, entrada la madrugada, estuvieron prácticamente aislados. No obstante, el alcalde de Monachil, José Luis Samos, resaltó que ni su situación fue de incomunicación total, ni se produjo ninguna incidencia, al menos registrada en el servicio de emergencias 112.

Samos también negó que hubiese falta de coordinación entre los medios disponibles, algo que sí dio por hecho un portavoz de Protección Civil con el que habló este periódico. "Las máquinas de Cetursa nos dejaron tirados de madrugada", dijo. "No dejaron de quitar nieve porque no quisieran hacerlo, sino porque no podían", contestó el alcalde.

Ya por la mañana, y con la estación oficialmente cerrada para la práctica del esquí, Cetursa ordenó restringir la entrada de vehículos, dejando pasar únicamente a los que acreditaran que tenían una buena razón para llegar hasta arriba. La carretera A-395 no llegó a cortarse al tráfico, aunque sí se obligó al uso de cadenas durante gran parte del recorrido. Poco después del mediodía quedó abierto el camino al albergue.

Las máquinas siguieron funcionando. Tuvieron que ejercer una labor de mantenimiento porque la nieve seguía cayendo, a veces con especial virulencia.

Las previsiones para hoy no son nada halagüeñas y todo lleva a pensar que los turistas que han venido expresamente a Granada para disfrutar de la nieve se van a quedar con las ganas. El parte meteorológico pronostica nieve a partir de los 600-800 metros y vientos de componente norte de moderados a fuertes, con intervalos muy fuertes en las cotas más altas.

Para el domingo, eso sí, las perspectivas son más favorables, y se mantienen así para comienzos de la próxima semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios