El drama de la solterona, en el Teatro Isabel la Católica

La imagen patética de la solterona de provincias ha sido explotada por dramaturgos y cineastas del siglo XX como símbolo de los asfixia vital que pueden causar las imposiciones de la sociedad. Lorca, Bardem o José Martín Recuerda han sido varios de los creadores que han tratado el tema. Este último lo abordó en su obra Como las secas cañas del camino, que esta tarde lleva al escenario del Teatro Isabel la Católica la compañía del mismo nombre que el dramaturgo.

Antonio Morell, dirige un montaje que insiste de forma especial en las circunstancias sociales que entuban la historia amorosa que surge entre Julia y Juan. La protagonista es una maestra solterona hija de una rancia familia de la Plaza de Bib-Rambla encaprichada con su alumno Juan, hijo de un antiguo maqui que aún vive en una choza de la playa y que se pasa la vida borracho en las tabernas. Julita, amparada en su fiel sirvienta Paquita, recibirá enseguida las críticas de un ambiente pueblerino hipócrita.

De su mano, la compañía de teatro de aficionados José Martín Recuerda lleva a escena esta historia de personajes vencidos, encerrados y acorralados en un lugar y en unas circunstancias que han acabado con su voluntad. Martín Recuerda escribió esta obra en el verano de 1960 en Salobreña pero la trama se desarrolla en los meses de verano de los años de la posguerra para darle mayor intensidad.

El dramaturgo fue doblemente galardonado con el premio Nacional de Teatro Lope de Vega por sus obras El Teatrito de D. Ramón y El Engañao.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios