Las dudas se ciernen sobre el proyecto del Granada Plaza

  • El centro comercial del Cerrillo de Maracena ha sido cuestionado incluso por la oposición municipal a pesar de que fue presentado por todo lo alto en la capital

El Granada Plaza, el gran centro comercial proyectado en el Cerrillo de Maracena, sigue sin terminar de despejar las dudas con las que nació. Ya está presentado (desde marzo pasado) y en ese mismo acto se habló incluso de que las obras comenzarían a finales de este año, pero cada cierto tiempo regresan las incógnitas.

Las fuentes consultadas por este medio aseguraron que este centro estaba en estos momentos paralizado por motivos económicos y que su futuro se tambaleaba. Precisaron incluso que los promotores se habían disuelto y que la idea se había quedado en eso... En una idea.

Los registros consultados a día de ayer reflejaban que Granada Plaza Desarrollos Urbanos Sociedad Limitada, constituida por empresarios españoles y holandeses, seguía en activo. ¿Un rumor más de los que han corrido desde que se hablara de esta iniciativa empresarial? Este medio trató de ponerse en contacto con la sede madrileña de la empresa, pero no le fue posible.

Urbanismo subrayó ayer que no sabía nada de que el Granada Plaza se hubiera frenado. Vamos, que nadie de la empresa se ha dirigido al Ayuntamiento para comunicarle que se retiraba. El Consistorio sí ha recibió la petición de una licencia. El responsable de Desarrollos Urbanos, José Antonio Arenas, explicó durante la presentación que tuvo lugar el 27 de marzo en el Hotel Santa Paula que la licencia de obras no se solicitaría hasta mayo, que cuenta con la licencia comercial y permisos urbanísticos y que se estaba trabajando en la elaboración del anteproyecto. "El último paso ha sido presentar el estudio de detalle a la Junta de Andalucía, mientras seguimos trabajando hemos querido dar a conocer la propuesta", explicó el promotor, quien sostuvo que el centro podría abrir el último semestre de 2014.

Varios días antes de la presentación, la edil de Urbanismo, Isabel Nieto, poco o nada sabía de su implantación real, aunque ya adelantó que lo veía con buenos ojos.

Este centro comercial se conoció hace poco más de un año y se planteó como un macroproyecto ambicioso, que además podría desbloquear uno de los convenios urbanísticos más antiguos de la ciudad, el que afecta a parte de los terrenos del antiguo Palacio de Hielo. La empresa que quiera hacerse con los terrenos del Cerrillo tendría que pagar unos 48 millones, que (a 22 de marzo) el Ayuntamiento desconocía que se hubieran pagado, negociado o materializado de cualquier forma. Eso sí, se conocía que existía un contrato privado, pero que tendría que elevarse a escritura pública e inscribirse en el registro para hacerlo constar de manera oficial.

En cualquier caso, el Ayuntamiento sería uno de los beneficiados directos de la puesta en marcha de esta infraestructura comercial, ya que sus arcas ingresarían directamente los 7 millones que los propietarios originarios de este suelo adeudan a la capital y que con la compra de estos terrenos quedaría liquidada.

Pero el centro no ha estado sólo envuelto en la bruma urbanística. También ha asaltado la crónica política en varias ocasiones. Poco antes de su presentación oficial, el PSOE definió las actuaciones en el Cerrillo de Maracena como un "pelotazo urbanístico" de 50 millones de euros. Denunció que había un contrato de compraventa privado en el que alcalde se comprometía a otorgar la licencia de obras para un proyecto "que no está ni presentado, por orden de la empresa compradora del suelo, para el 30 de septiembre de 2012".

Para colmo, sobre esta zona hay una causa judicial pendiente por un supuesto delito de prevaricación. Hay ocho acusados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios