Los ecos termales de la música

  • El trompetista David Dafries y la percusionista Noelia Arco llevan a cabo una experiencia piloto que permitirá descubrir la intensidad de los sonidos a través del agua en el 'hamman' del Narcissus Spa l Tres pases de circuitos de agua y música a las 17.30, 19.00 y 20.30 horas. Aforo máximo de 15 personas por pase. En Narcissus Spa, situado en la Cuesta Escoriaza, 19. Previa cita en el teléfono 958 22 40 31.

La música es, ante todo, un proceso físico. La vibración que se genera cuando se mueve un objeto -ya sean las cuerdas de un violín o una baqueta que choca contra la superficie de una batería- produce una perturbación en el aire que le rodea que se traduce instantáneamente en la generación de una sucesión de ondas de distintas frecuencias de sonido. Tan sencillo como mágico, y no exento de peculiaridades que pueden contribuir a hacer de la escucha de la música una experiencia única.

Estudioso desde hace años de la acústica y la armonía oriental, el músico inglés David Defries arranca hoy en el spa Narcissus una singular propuesta que permitirá disfrutar de la música con todos los sentidos. Se trata de un circuito que fusionará aguas de relajación con la música de instrumentos de percusión de cuatro continentes en directo. "Queremos que la gente sienta la música como algo tranquilo pero penetrante. La música sirve para mover las células del cuerpo y ayuda a desbloquearse. En el agua la gente escucha la música con los oídos y con todo su cuerpo; la música entra en el agua y se cuela en el cuerpo a través de ella", explica el trompetista.

Acompañado por la percusionista Noelia Arco, Defries llevará a cabo en el hamman una experiencia que ya desarrolló con éxito en una iglesia en Francia y en la cripta de la Alhambra, "una galería de susurros antes de que los arquitectos alemanes que la reformaron hicieran que perdiese su perfecta acústica", según lamenta.

La propuesta de estos circuitos musicales contemplan baños turcos con esencia de eucalipto combinados con una fuente de hielo, además de duchas de contrastes, termas de relajación e hidroterapia y pediluvios. ¿Y cuál es la diferencia de ponerlos en práctica con música en directo? "Que la música penetra directamente en el organismo y los beneficio s del agua se multiplican", destaca.

Para canalizar la música en estos circuitos, David Defries se basa tan sólo en los sonidos que nacen de su fliscornio y de toda la colección de instrumentos de percusión que ha ido adquiriendo desde hace años en países de todo el mundo, algo que le ha permitido "canalizar" un lenguaje musical basado en el respeto a las culturas primitivas: "Ahora se puede decir que estoy genéticamente programado para entrar en carne y hueso en el lenguaje musical de tradición e inspiración árabe y que, pese a la censura que vivió en los países cristianos durante mucho tiempo, sigue muy presente en la música española".

Los descubrimientos musicales de Defries parten de estudios de armonía oriental y de la resonación y las interferencias que se generan en los ecos de cada nota; se apoyan en composiciones de autores como Gyorgy Ligeti o Thelonious Monk y terminan de tener sentido cuando entran en contacto con el público. De hecho, si la experiencia piloto de hoy tiene éxito, se repetirá mensualmente coincidiendo con los días de luna llena y con sesiones especiales para embarazadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios