Otros 115 edificios son discordantes en el barrio

  • Los edificios se han construido con volúmenes excesivos o con materiales inadecuados

Que la actividad urbanística y arquitectónica que se ha desarrollado en los últimos años en el Albaicín no es la más adecuada a la normativa vigente es un hecho que resulta evidente al leer el nuevo Plan Albaicín, aprobado por el Ayuntamiento de Granada de forma provisional. Además de los edificios catalogados que ya no tienen nada susceptible de ser protegido hay otro centenar de inmuebles que se consideran discordantes con el entorno del barrio.

Los redactores del Plan han documentado, con sus correspondientes fichas, 115 edificios que según su criterio no están en sintonía con las características de este barrio Patrimonio de la Humanidad. "Aquellos edificios que por su presencia, materiales, cubiertas y demás elementos inadecuados se consideran discordantes se han incluido en un fichero", especifica el documento.

Pero lo más llamativo de esta situación es que el Plan reconoce que algunos de esos edificios están "dotados de un nivel de protección alto". "Ello puede ser debido a que teniendo un valor reconocido, presentan elementos puntuales de cierta relevancia que producen ciertos impactos negativos", continúa el documento. Es decir, que pese a ser inmuebles protegidos por su valor histórico o arquitectónico, se le han aplicado cambios que no están en concordancia con el entorno.En la lista de inmuebles discordantes que se ha aportado aparecen casos llamativos como uno en la calle Candil, del que se observa que las tres plantas del edificios y la cubierta de grandes dimensiones generan "gran impacto en el entorno". En la imagen que acompaña la ficha aparece el edificio en construcción con un cartel de la Gerencia de Urbanismo, que es el organismo encargado de otorgar las licencias, si bien son informadas en la comisión de seguimiento del Plan.

La concejal de Urbanismo explicó que esas casas son legales porque se han hecho con licencia pero en el futuro se intentará que se vayan adaptando al entorno, pero siempre de forma voluntaria por parte de los propietarios. En los últimos meses ha habido voces, como el Centro Unesco de Andalucía, que alertan del peligro de que el Albaicín entrara en la lista peligrosa de los elementos declarados Patrimonio de la Humanidad. El motivo sería la degradación paulatina que está sufriendo el barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios