"La eliminación de las cuotas corta a las pymes la opción de salir de la crisis"

  • La eliminación de la obligatoriedad de abonar las cuotas a la Cámara de Comercio sólo beneficiará a medio millar de firmas

Comentarios 1

El mensaje que lanzó ayer el presidente de la Cámara de Comercio de Granada, Javier Jiménez, no pudo ser más claro: ninguna pequeña y mediana empresa obtendrá beneficios reales de la eliminación de las cuotas que se pagan a la entidad. O, dicho de otra forma, la medida anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de suprimir la obligatoriedad de las cuotas empresariales -que se establecen en función de los beneficios de cada compañía- sólo beneficiará a las grandes empresas.

En la actualidad, la Cámara de Comercio de Granada tiene censadas a 62.416 empresas. De ellas, sólo tienen obligación de pagar las cuotas 29.737, de las que un 95% abona menos de cien euros al año. Mientras, sólo un 0,8% de las compañías granadinas, alrededor de medio millar, pagan más de 1.000 euros al año, con los que sostienen dos tercios del total de las cuotas. Así que, en realidad, sólo esas 500 grandes empresas notarán el cambio a partir de la aprobación de la eliminación de las cuotas. "Esta medida no va a beneficiar ni a autónomos, ni a pymes, ni a microempresas, que o no pagan o pagan cuotas muy bajas", indicó Jiménez.

Eso, por hablar sólo en términos económicos. Porque en cuestión de servicios, las cifras son totalmente inversas. La gran mayoría del tejido empresarial granadino, compuesto por las compañías que no pagan o cuyas cuotas son nimias, se quedarán sin los servicios básicos que, como entidad de derecho público, presta la Cámara de Comercio. "Las pymes pueden dejar de recibir muchos servicios vitales en esta situación, relacionados con la innovación, la formación y la internacionalización, lo que significa que le están cortando la posibilidad de salir de la crisis".

Aunque todavía no se conoce exactamente el alcance de la medida y cómo afectará al funcionamiento de la entidad, Jiménez adelantó que, pese a la buena situación en la que se encuentra -en la actualidad sólo el 25% de su presupuesto (alrededor de 1,5 millones) depende de las cuotas empresariales-, "la Cámara de hoy será muy distinta a la de mañana". De hecho, el presidente del organismo cameral aseguró que la medida les obliga a "anticipar en dos o tres meses un cambio de modelo" y a "tomar medidas que ahora mismo ni se hubieran planteado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios