Los embalses granadinos recuperan en una semana agua para siete meses

  • El de San Clemente sale de la situación de emergencia que mantenía desde septiembre

  • Lo caído en estos días cubre la demanda de Granada y su Cinturón hasta el mes de octubre

Desbordamiento del Río Genil a su paso por la capital tras las lluvias torrenciales de la última semana. Desbordamiento del Río Genil a su paso por la capital tras las lluvias torrenciales de la última semana.

Desbordamiento del Río Genil a su paso por la capital tras las lluvias torrenciales de la última semana. / reportaje gráfico: álex cámara

Buenas noticias para los embalses de la provincia. La constante lluvia que cae en Granada desde la pasada semana ha permitido que las reservas de agua granadinas se recuperen de forma notable y en muy poco tiempo. Según los datos recogidos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Cuenca del Guadalquivir, los embalses de la provincia dependientes de esta cuenca -todos menos Béznar y Rules, que dependen de la Consejería de Medio Ambiente- están, de media, al 36,79% de su capacidad. Hace un mes este mismo dato era del 32,96%. El pasado 27 de febrero, hace ahora justamente una semana, se habían recuperado hasta un porcentaje del 33,81%. En cuanto a la cantidad de agua embalsada, se ha pasado de los 336,591 hectómetros cúbicos de hace un mes a los 375,680 de ahora. Hace siete días, esa cifra era de 345,300 hectómetros cúbicos de agua almacenada entre todos los sistemas de la cuenca del Guadalquivir. En estos últimos siete días, la cantidad de agua embalsada en estas infraestructuras se ha incrementado en 30,38 hectómetros cúbicos. La demanda urbana de Granada y los municipios de su Cinturón se estima en 48,6 hectómetros cúbicos al año -según figura en el plan especial de gestión de la sequía elaborado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que está en proceso de información pública-, algo más de cuatro hectómetros cúbicos al mes. Así, con lo que ha caído del cielo en apenas una semana, Granada y su Área Metropolitana tendían cubiertas sus necesidades de abastecimiento para siete meses y medio. Desde ahora hasta el próximo mes de octubre.

Otra buena noticia es que el embalse de San Clemente pasa de estar en situación de emergencia a la de alerta, según la reciente publicación del Informe de la Sequía, de periodicidad mensual y elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. San Clemente estaba en emergencia desde el pasado mes de septiembre.

Los datos por infraestructuras indican la mejoría generalizada del volumen de agua embalsada. Así, según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica de la Cuenca del Guadalquivir, Portillo está al 94,62%; Cubillas, al 76,11%; y Quéntar al 68,18%. Hace un mes Portillo estaba al 84,51%; Cubillas al 56,03%, y y Quéntar al 48,35%.

El resto de infraestructuras también han mejorado sus registros. Negratín está al 37,/%, Colomera al 20,6% y Bermejales al 41,1%. En los embalses gestionados por la Consejería de Medio Ambiente, y que ofrece la Red Hidrosur, Rules está al 46,7% y Béznar al 52,6%.

Las reservas posiblemente se incrementarán más en los próximos días, ya que la previsión indica que seguirá lloviendo a lo largo de la semana, al menos hasta el domingo según los modelos de predicción. Según la información de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hoy está previsto el aviso amarillo en el litoral por fenómenos costeros hasta las doce de la mañana. Se prevén olas de hasta dos o tres metros. En el resto de la provincia continuarán las precipitaciones. En la mañana de ayer se registraron 10,4 litros por metro cuadrado en aeropuerto de Granada, mientras que en Cartuja se habían acumulado 8,2 litros por metro cuadrado. En Salobreña se acumularon otros 6,4 litros por metro cuadrado, mientras que en Motril se sumaban ya 15,6 litros por metro cuadrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios