El juez embarga una finca de Carlos Sánchez en Alhama

  • El Juzgado que investiga el caso Malaya ordenó el registro de la propiedad, valorada en 15 millones de euros

El Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella ordenó ayer el embargo preventivo de una finca valorada en más de 15 millones de euros en Alhama de Granada, cuyo propietario podría ser el empresario Carlos Sánchez, dentro de la operación Malaya contra la corrupción inmobiliaria y municipal en ese Ayuntamiento malagueño.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado, se realizó el registro y embargo preventivo de la finca, que cuenta con un museo "que posee colecciones de máquinas de coser antiguas, aperos de labor y diversos objetos catalogados como antigüedades, y en sus dependencias se encuentran numerosas obras de arte pictóricas".

En el registro, realizado por al Grupo III de Blanqueo de la UDYCO de Málaga en colaboración con funcionarios adscritos a la Brigada de Patrimonio Histórico de la Comisaría General de Policía Judicial y la Delegación de Cultura y Justicia de la Junta, se comprobó que el cortijo dispone de una capilla con obras de arte religioso, un gimnasio, salón de juegos, biblioteca y un picadero con unos 58 caballos.

Según un auto del juez instructor del caso, las investigaciones policiales "ofrecen claros indicios" de que Sánchez ha trasladado obras de arte desde Marbella hasta un local en Córdoba, propiedad del constructor Rafael Sánchez, "estando preparándose su posible venta". En el auto, el magistrado autoriza los registros y el embargo de la finca, que fue vendida a Sánchez en febrero de 2008 por una empresa representada por Andrés Liétor -socio del primero y también procesado- por 10,7 millones de euros.

Además del registro en la propiedad de Sánchez en Alhama de Granada, la Policía Nacional ha realizado dos registros más. Uno de ellos, en el Parque Joyero de Córdoba, donde se han intervenido aproximadamente 410 obras de arte atribuidas a Sorolla, Tapies, Dalí, Miró, Ismael Gómez de la Serna, Benjamín Palencia y Joaquín Torres García, entre otros artistas de renombre. Las piezas podrían ser propiedad tanto de Sánchez como de Liétor.

El tercer registro se ha practicado en un local ubicado en Marbella, en el que se han hallado alrededor de 200 cuadros, 300 litografías y siete esculturas de bronce de grandes dimensiones, así como una colección de figuras de arte africano, entre otros efectos pendientes de peritar y catalogar, según el comunicado policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios