Un emigrante granadino de Lanteira, en la fatídica lista

  • Francisco López Rodríguez era natural de Lanteira y llegó a Cataluña en los años 60 con su familia

  • Era muy conocido en el pueblo y solía visitarlo junto a su mujer en vacaciones

La tragedia en Barcelona y Cambrils también tocó ayer a Granada y a la provincia. En la madrugada del jueves al viernes se conocía la triste noticia de que uno de los fallecidos en el atentado era natural de la comarca de Guadix, concretamente de Lanteira, un municipio situado en la zona Norte de la provincia.

Francisco López Rodríguez, de 57 años murió en el atentado ocurrido este jueves en el centro de Barcelona cuando paseaba por las Ramblas de Barcelona. Iba de visita junto con una sobrina de su mujer y su hijo menor de edad, que también fallecieron. La mujer del fallecido resultó herida grave en el suceso y fue operada de ambas rodillas ayer.

Según informó ayer a Granada Hoy el alcalde de Lanteira, Jesús Villalba, el hombre, que emigró a tierras catalanas en los años 60, mantenía el vínculo con el pueblo, de unos 600 habitantes, donde estuvo por última vez esta pasada Semana Santa. El edil comentó que el fallecimiento de Paco, como era conocido en el municipio, cayó ayer como "un mazazo durísimo" en la localidad, y que todo el pueblo se encuentra "consternado e impactado" por lo ocurrido. El fallecido y su mujer aprovechaban los periodos vacacionales para visitar a sus tíos, primos hermanos y primos segundos y eran muy queridos. "Para nosotros era un paisano más" declaró Villalba. "Venía cada vez que podía y cuando el trabajo se lo permitía. Aún es difícil creer que haya pasado".

Paco emigró junto a su familia, como muchos otros granadinos cuando decayó la actividad minera en la comarca del norte de la provincia de Granada. Se afincó en Rubí, donde trabajaba en una charcutería, aunque era de formación tornero fresador.

Se prevé que los restos mortales del granadino descansen en esta misma localidad catalana, aunque según fuentes del Ayuntamiento de Lanteira aún se desconoce si sus restos mortales serán trasladados hasta el municipio granadino o bien será enterrado en Barcelona.

En Lanteira, ayer, solo pudieron dedicar ayer, en torno a las 13:00 horas, un emotivo minuto de silencio que fue acompañado después de fuertes aplausos y gritos de "No tenemos miedo".

Algunos familiares de Paco, entre ellos algunos primos, participaron en el acto de homenaje, al que asistió el presidente de la Diputación, José Entrena, la delegada territorial de la Junta en Granada, Mariela Fernández-Bermejo y el diputado provincial de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas. Después, en un pleno extraordinario de urgencia convocado por el Ayuntamiento de Lanteira toda la comisión municipal acordaba decretar tres días de luto oficial. Las banderas ondean ya a media asta con crespones en el balcón del Consistorio.

José María Alcalá, primo segundo de Francisco declaró ayer a este periódico que cuando supieron que Francisco se encontraba desaparecido temieron lo peor. Horas después se confirmaron los peores presagios. "Es difícil que cuando dan a alguien por desaparecido luego resulte que está vivo".

En la capital granadina se celebró también un acto de repulsa frente a los atentados de Barcelona y Cambrils. Tres minutos de silencio a las 12:00 horas en los que la Plaza del Carmen se llenó de granadinos que condenaron los ataques. Al acto asistieron el alcalde de Granada, Paco Cuenca, el presidente de la Diputación, José Entrena, la delegada del Gobierno andaluz, Sandra García, y el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes. Fue el propio alcalde quien trasladó "todo el cariño a las víctimas y a Cataluña". "Granada se siente dolida y atacada" comentó Cuenca y pidió a los ciudadanos que lancen un mensaje de unidad contra este tipo de hechos violentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios