Los empresarios anuncian miles de despidos si persiste el bloqueo

  • La crisis provoca pérdidas de unos 135 millones de euros · El desprestigio en los mercados ha hecho que la producción no haya podido ser comercializada y que haya devoluciones

Los empresarios granadinos se hartaron ayer de ver cómo sus plantas comercializadoras vacías a causa de la anulación de pedidos de hortalizas por la crisis derivada de los casos de contaminación por la variante de la bacteria E. coli en Alemania. Estaban indignados, máxime en un día en el que se reconocía por parte del país germano que los pepinos españoles -en su mayoría, comercializados desde Granada y Almería- no habían sido la fuente del brote.

La Federación Andaluza de Asociaciones de Empresarios Comercializadores Hortofrutícolas de Andalucía, Ecohal Andalucía, que engloba a un total de 33 empresas y cuenta con 10.000 empleados, mostró ayer su preocupación. "Ante la situación generada como consecuencia de la irresponsable actuación del Gobierno alemán, nuestras empresas han procedido en estos primeros días de crisis a dar de baja a varios cientos de trabajadores al haberse anulado la práctica totalidad de los pedidos, no sólo de pepino sino del resto de hortícolas". De esta manera, el gerente de la organización, Alfonso Zamora, cifró en 550 empleos los que se habían perdido en Granada, Almería y Málaga, debido a la congelación de la demanda. "Tan sólo desde el pasado viernes, las empresas del sector se han visto obligadas a dar de baja 550 contratos, principalmente de mujeres envasadoras, ya que la alerta sanitaria ha paralizado la comercialización de muchas frutas y hortalizas en varios países de destino", explicó.

Y aún anunciaba que la situación puede ir a peor. "Habrá una pérdida de miles de empleos en la producción y en el envasado de productos si en las próximas 24 o 48 horas no hay una respuesta contundente por parte del máximo responsable del Gobierno español exigiendo, cuando menos, que las autoridades alemanas pidan disculpas y reconozcan que se precipitaron".

Según Ecohal, "muchas empresas se encuentran en situación caótica al no poder dar respuesta a las diferentes preguntas que se plantean por parte de los agricultores, así como de manipuladoras, carretilleros o transportistas, entre otros muchos".

Por otra parte, la dilatación en el tiempo de una solución que frene la histeria contra la producción hortícola española ha provocado que muchas plantaciones hayan llegado a su fin antes de lo previsto, por lo que el despido de jornaleros se ha precipitado.

Por su parte, la Asociación de Empresarios de la Costa Tropical (Aecost) y la Cámara de Comercio de Motril también daban su respaldo al sector productor y comercializador agrícolas, el principal que está tirando en crisis del empleo en la comarca. "Aunque la pérdida de vidas humanas es siempre un hecho muy lamentable, no lo es menos la imputación, sin un grado de veracidad suficiente, vertida por el Gobierno alemán, que daña severamente la imagen de profesionalidad de nuestros agricultores y empresarios del sector", señalaron en un comunicado ambas organizaciones.

Los empresarios también quisieron dejar clara "la garantía de calidad de productos y procesos, la mayoría de ellos certificados a través de la implantación de sistemas de gestión de calidad y medio ambiente llevados a cabo por empresas de reconocido prestigio internacional" y explicaron que "estos procesos permiten verificar la trazabilidad de nuestros productos y, por tanto, posibilitan realizar análisis en todo momento".

Además, Aecost y Cámara de Comercio arremetieron contra las autoridades alemanas, las cuales, en su opinión, han actuado con una "absoluta ligereza" al haber atribuido una imputación "en principio tan grave como injusta, sin esperar a los resultados, tanto de los análisis elaborados en Alemania como los que se están llevando a cabo en origen". Según el empresariado, "las enormes consecuencias económicas para uno de los pocos sectores que iba sobreviviendo a la crisis, pueden no tener precedentes". "¿Acaso no se podría dudar de la calidad de los productos alemanes que se consumen en España? La diferencia es que aquí todavía creemos en la seriedad de las empresas germanas y en la eficacia de los organismos de regulación sanitaria".

Por su parte, la organización agraria UPA señala que queda por recoger el 50% de la producción, unas 300.000 toneladas, una cantidad que "se prevé no se pueda comercializar debido al cierre de fronteras". El pepino se estaba vendiendo a 0,45 euros por kilo, un precio que ha elevado las pérdidas en toda la comunidad a 135 millones de euros.

Faeca Granada, que tiene asociadas 24 cooperativas hortofrutícolas de la provincia, solicitó ayer que se restablezca la comercialización de frutas y hortalizas andaluzas "con carácter inmediato". Las cooperativas reconocen también "pérdidas económicas millonarias debido a la producción que no ha podido ser comercializada, las devoluciones de producto y el desprestigio en los mercados".

En el mismo sentido, se pronunció ayer la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), que considera que "las investigaciones han de culminarse y llegar hasta el fondo de la cuestión para eliminar cualquier sombra de sospecha ".

Tanto Faeca, como Coag, Asaja y UPA pidieron que se depuren responsabilidades políticas tanto en la Comisión Europea como en el Gobierno alemán. Además, UPA reclama a las autoridades germanas de que "resarzan al sector hortícola español de los daños causados" y la dimisión de Cornelia Prüfer-Storcks. También solicita que se normalice cuanto antes el mercado y que los países que habían establecido bloqueos los cancelen "de inmediato".

Por su parte, Asaja aboga por revisar el sistema de alertas que "ha fallado". Además, la asociación pide al Gobierno un plan específico de recuperación del sector hortofrutícola que incluya compensaciones económicas para agricultores y empresas afectadas por la 'crisis del pepino', calificada como "la más importante por la que ha atravesado el sector hortícola español". Según Manuel del Pino, se han anulado pedidos de pepinos y del resto de los productos de campaña: melón, sandía, tomate y cherry, y con el arranque masivo de pepinos en los invernaderos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios