Las empresas granadinas 'luchan' por captar 600 millones de inversión china

  • La Cámara de Comercio y la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía propicia un encuentro para estrechar lazos comerciales y nuevas vías de negocio con la provincia

Comentarios 1

Con 600 millones de euros debajo del brazo. Así llegaron ayer los 13 empresarios chinos que visitaron Granada para estrechar lazos comerciales y establecer nuevas vías de negocio con el tejido productivo de la provincia. La delegación, que fue recibida en la Cámara de Comercio de Granada, cuenta con un "potencial inversor" por el que merece la pena luchar, y así lo entendieron las 30 empresas granadinas que acudieron al encuentro, en el que tuvieron la oportunidad de 'tentar' a los inversores chinos con sus productos y la solvencia de sus empresas.

El encuentro, organizado por la Cámara de Comercio de Granada y la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía, sirvió para poner en contacto a las empresas granadinas con una representación de empresarios de una de las comarcas chinas con "mayor consumo" y con el potencial "más importante" del país. La consultora de negocios china y presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía, Leticia Chen, explicó ayer que Granada "ofrece muchas posibilidades a los empresarios chinos", que buscan en la provincia posibilidades de inversión directa o importación en empresas turísticas y agroalimentarias, aunque el mercado de materia prima para construcción (maderas, muebles, mármoles o cerámica, por ejemplo) también es muy atractivo para estos empresarios. "Aquí hay muy buen producto y en china hay neveras", comentó Chen antes de que comenzara la ronda de encuentros entre los empresarios chinos y granadinos.

La consultora explicó que una de las principales misiones de la Asociación es precisamente facilitar la comunicación y el negocio entre empresarios andaluces y chinos, pero que al final todo depende de lo que busquen los inversores y lo que ofrezcan los locales. "Nosotros podemos fomentar el negocio, pero al igual que entre un novio y una novia, hace falta química".

El presidente de la Cámara de Comercio de Granada, Federico Jiménez, apuntó que la institución pretende que la vía de colaboración que ha abierto con la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía -que se plasmó ayer en la firma de un convenio-, no sea más que "el inicio" de una larga y fructífera relación entre los tejidos productivos de ambos países. "En China ya hay grandes empresas trabajando, la cuestión es cuántas pymes y micropymes podemos llevar a China, ofreciéndole la oportunidad de salir y vender sus productos", indicó Jiménez, que añadió que en Granada "tenemos excelentes productos y precios fantásticos, así que lo que nos falta es salir fuera".

Precisamente para facilitar esta labor el acuerdo de colaboración formalizado entre las dos instituciones pretende ofrecer formación, informar sobre los protocolos de internacionalización y dar las fórmulas claves "para tener éxito en China", así como aclarar los requisitos para exportar los productos granadinos hasta el país asiático. Leticia Chen reconoció que "China es un mercado difícil" en el que el mayor obstáculo es entrar, pero que una vez que se logra, se abre un amplio abanico de posibilidades.

Jiménez, de hecho, indicó que "China es un país en el que es casi imposible salir solo", en el que las empresas necesitan el apoyo y la guía de las instituciones, peor que el esfuerzo merece la pena porque es "un mercado muy importante".

Los inversores chinos llegaron ayer a Granada -después de visitar Málaga y antes de partir a Toledo y Madrid- con dos ideas de negocio. Por un lado, importar productos granadinos, es decir, comprar a las empresas provinciales para llevárselos a su país; y, por otro, invertir en las propias empresas, entrar a formar parte de su accionariado, conscientes de la "seguridad jurídica" que ofrece el sistema societario español. Sin embargo, ayer la mayoría de las empresas granadinas que acudió al evento lo que buscaban, según señaló el presidente de la Cámara, era exportar al país asiático. "Los empresarios principalmente quieren vender, lo que no significa que no haya empresas granadinas interesadas en el modelo de inversión".

A nadie se le escapa que el interés que Granada, Andalucía y España han despertado en los mercados internacionales tiene mucho que ver con las dificultades económicas, el proceso de recesión y la caída en picado el consumo interno. Aunque no es el único motivo, explicó la presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía. "España es un país con unas infraestructuras muy bien hechas, con muchas facilidades de comunicación. Además, el sistema financiero es muy sano", señaló Leticia Chen. "Aparte hay muchas empresas que necesitan inversión, que tienen un gran potencial pero que necesitan una inyección de dinero para desarrollarlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios