Se enfrentan a 4 años por derivar fondos para declararse insolventes

  • Los acusados pretendían evitar así los pagos pendientes a los acreedores

La Fiscalía de Granada ha pedido 4 años de prisión para cada uno de los dos hombres acusados de un delito de insolvencia punible al vender de manera fraudulenta los bienes de una empresa que se iba a declarar en concurso de acreedores para dificultar así los pagos pendientes y declararse insolventes.

Uno de los acusados, de iniciales A.P.G., trabajaba como el gerente único de una empresa de construcción afincada en Armilla, y por problemas financieros se declaró en concurso necesario de acreedores en junio de 2008, según el escrito de la Fiscalía. Antes de presentar la declaración en el juzgado, se deshizo de los principales bienes de la empresa para dificultar así el cobro pendiente de los acreedores de la empresa.

El acusado realizó una serie de operaciones para poner a disposición de terceros "bienes y saldos bancarios con el fin pretendido, ocultando de su titularidad los mismos de cara a eventuales acciones judiciales claramente previsibles, todo ello sin ningún tipo de respaldo documental que justificara la necesidad o carácter perentorio de tales operaciones". Con el objetivo de ocultar bienes y dinero, firmó una escritura con el también acusado T.R.M., al que vendió como responsable de una empresa tres inmuebles valorados en 190.000 euros, aunque su valor real de tasación superaba los 310.200 euros.

Por todo ello, la Fiscalía ha solicitado los cuatro años de prisión, una multa de 9.000 euros. y que declare nula la venta de los inmuebles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios