Se enfrentan a prisión por dar una brutal paliza para cometer un robo

  • Los acusados atacaron a las tres personas con la intención de robarles sus pertenencias

El Ministerio Fiscal pide 12 años y medio de cárcel para dos hombres, Francisco G.M.S. y Antonio K.J.P., por agredir brutalmente a tres personas mientras les robaban en Granada, a uno de los cuales le dejaron atrofiado un testículo y sin un diente.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, el 25 de febrero de 2007, Aine N.E. y su compañero Hartmut A.W. requirieron a los acusados cuando perseguían a una persona no identificada por la Cuesta San Gregorio de la ciudad, acudiendo aquél en ayuda de éste.

En un momento de la persecución, los acusados, puestos de común acuerdo y con ánimo de ilícito beneficio, se volvieron hacia Hartmut esgrimiendo una botella de cristal con el cuello fracturado, y exigiéndole todo lo que llevara encima de valor.

Al mismo tiempo, le empujaron, tiraron al suelo y comenzaron a pegarle patadas, ocasionándole heridas consistentes en erosión en codo derecho, rodilla derecha con formación de costra hemática, y cinco excoriaciones en cadera derecha, que precisaron diez día para sanar, ninguno de los cuales estuvo impedido para el desempeño de sus ocupaciones habituales.

Al acudir personas en ayuda de Hartmut, los acusados regresaron a Cuesta de San Gregorio, donde volvieron a encontrarse con Aine y, esgrimiendo de nuevo la botella, le exigieron que les entregara el dinero y teléfono móvil que portaba, apoderándose finalmente del mismo.

En este estado de agresividad, los acusados exigieron a Rony H.A.M. que les entregara la droga y objetos de valor que llevara, al haberles solicitado éste previamente papel de fumar. Rony emprendió la huida, aunque fue inmediatamente alcanzado por los acusados, quienes le golpearon brutalmente. Los acusados finalmente se apoderaron del cordón de cuero que llevaba con las llaves de su domicilio.

Sobre las 00.30 horas, los acusados, con idéntico propósito, abordaron a Francisco Javier M.O. cuando caminaba por la calle Rosa de San Pedro de esta ciudad y le registraron los bolsillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios