"Hay un escenario extraordinariamente abierto ahora mismo"

  • Resalta la escasa distancia de porcentaje entre los resultados en la votación de los cuatro candidatos

Satisfacción era la primera palabra con la que definía ayer Rafael Payá su estado de ánimo tras conocer los resultados de la votación que lo sitúan como uno de los dos candidatos que pasan a la segunda vuelta. "Satisfacción porque he cumplido la primera etapa de un camino de dos etapas", afirmó. El catedrático de Matemática Aplicada resaltó, además, que ha habido bastante igualdad en los resultados de los diferentes candidatos: "El que menos ha obtenido ya ha conseguido un 16 por ciento, lo que quiere decir que lo ha votado uno de cada seis". Esto, a su parecer, es reflejo de que los cuatro catedráticos han hecho "una buena campaña". Payá piensa que los dos en liza tienen "buenas posibilidades", aunque "aún queda mucho trabajo por hacer". Así, destacó que "hay menos de seis puntos de diferencia" y que, por otro lado, los porcentajes que suman las dos candidaturas que han quedado fuera son muy elevados y está por ver hacia dónde va ese apoyo. "Hay un escenario extraordinariamente abierto ahora mismo", apuntó. En principio, piensa que los votos de Rico, con el que ha estado en el equipo rectoral los últimos cuatro años, deberían inclinarse hacia él: "Yo haré todo lo posible por aunar los apoyos del equipo, pero hace falta más", apuntó. De los votantes de Campos resaltó el peso de los alumnos: "Es importante que ese porcentaje no caiga en la abstención y se vuelva a pronunciar", sostuvo, quizás también porque se trata de un colectivo que ayer lo trató bien en las urnas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios