La estación de esquí aumenta la inversión pese a las pérdidas

  • La mayor parte se destina al nuevo telecabina de Borreguiles. El área de Mirlo Blanco estrena un trineo ruso

Pese a que en la última temporada la climatología no se portó demasiado bien con Sierra Nevada y eso se dejó sentir en las cuentas de la estación de esquí, Cetursa ha apostado por una cuantiosa inversión este año: 18 millones de euros. "Es la más fuerte desde el Mundial de Esquí", resaltó el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, que es también el presidente de Cetursa y que ayer inauguró oficialmente la temporada en la estación.

La mayor parte de la inversión -más de 16 millones- ha ido a parar al nuevo telecabina de Borreguiles que podrá estrenarse en el mes de enero, aseguró el consejero. La nueva instalación "marcará un antes y un después" en los problemas de acceso, según Vallejo, ya que agilizará sustancialmente el trasporte de viajeros y terminará con las colas que se formaban hasta ahora.

Partiendo del primer telecabina que se construyó en Borreguiles a finales de los sesenta, la nueva estructura incorpora nuevas tecnologías y aumenta la capacidad de viajeros. La obra ha supuesto la completa reconstrucción de la estación superior, que ha triplicado su espacio para incluir el garage de cabinas, y una importante renovación de la inferior, que todavía se está ultimando.

La complejidad de este último trabajo ha sido el motivo que ha retrasado la apertura del remonte -que según los cálculos iniciales ya debería estar en funcionamiento- explicó la arquitecta, María Victoria Mir, que añadió que se ha buscado que la imagen no supusiera un fuerte impacto en su entorno, para lo que se ha optado por un volumen de cristal apoyado en pilonas como las del teleférico.

El resto de la inversión se ha destinado a nieve producida, a hostelería y a los servicios que se ofrecen a los visitantes, sin olvidar las instalaciones del área de actividades Mirlo Blanco, donde esta temporada se ha inaugurado un trineo ruso. Esta nueva atracción, que imita a una montaña rusa, pero en la nieve, se suma a la pista de patinaje, las bicis-trineo o los roscos.

"Pretendemos facilitar el uso de la Sierra a todos los ciudadanos y a la vez potenciar que haya nuevos esquiadores haciendo que el primer contacto con la nieve sea algo grato", comentó Vallejo, que apuntó que en la pasada temporada pasaron 900.000 personas por la Sierra, de las que más de 800.000 eran esquiadores. El descenso en estos números con respecto al año anterior fue de un 18 por ciento, que en la facturación se tradujo en una caída del 11 por ciento, quedándose en los 30 millones de euros.

Así lo explicó el presidente de Cetursa, a la salida de la Junta General de Accionistas, que también se celebró ayer y en la que después de hacer números cifraron en 2,5 millones las pérdidas que supuso la atípica temporada pasada que esperan que no se repita. Vallejo se mostró optimista: "Empezamos mejor que el año pasado y ya tenemos diez kilómetros de pistas abiertas". En principio, la previsión meteorológica con la que cuentan anuncia la llegada de una borrasca la semana que viene que podría traer nevadas y echar una mano a los cañones de nieve artificial, que por ahora, apenas descansan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios