La capital estrenará esta semana su Plan de Mejora de la Calidad del Aire

  • El Ayuntamiento comprará aparatos para medir la contaminación

  • La Junta aprueba el proyecto de ley contra el cambio climático

Las quemas agrícolas elevan los niveles de contaminación. Las quemas agrícolas elevan los niveles de contaminación.

Las quemas agrícolas elevan los niveles de contaminación. / g. h.

Granada contará desde esta semana con el Plan de Mejora de la Calidad del Aire si todo sale según lo previsto. El Ayuntamiento va a someter a votación este documento en el próximo pleno ordinario. Un punto que llega con el dictamen favorable de la última comisión de Urbanismo con los votos de Ciudadanos y Partido Popular. No obstante, la capital empezó a trabajar en alguna de las medidas contempladas en este plan meses atrás con la revisión de las calefacciones. No hay tiempo que perder para reducir la contaminación.

Según explica el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, los técnicos del área están terminando el diagnóstico de las calderas de combustión principales emisoras de contaminación en la ciudad. Pero también baraja la compra de medidores para tener datos en tiempo real de los niveles de contaminación que permitan tomar decisiones y medidas de manera automática. "Estamos pensando, si hay disponibilidad económica, adelantar la compra prevista con cargo a los fondos Edusi para empezar a hacer mediciones", detalla en este sentido Fernández Madrid. Por otra parte, sobre la posibilidad de realizar cortes de tráfico u otras medidas más drásticas, el edil avanzó que por el momento no se ha visto que sea necesario. No obstante, se ha creado un protocolo de urgencia para los casos en que se produzcan picos de contaminación.

En total el plan recoge 36 medidas para hacer de Granada una ciudad más amable. Entre ellas, destacan las campañas de sensibilización, la inclusión de parámetros ambientales en los contratos de adquisición o compra de vehículos, la inclusión de bonificaciones para vehículos menos contaminantes, rehabilitación energética o por el uso de parkings disuasorios. No obstante, todas estas medidas van de la mano del área de Movilidad que, por ejemplo, continúa ampliando la zona 30 -calles donde la velocidad máxima es de treinta kilómetros por hora- o el avance hacia políticas de movilidad con una visión metropolitana.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado esta semana el proyecto de Ley de Medidas frente al Cambio Climático, que elevará al máximo rango jurídico los planes que la Junta desarrolla desde 2002 contra los efectos de este fenómeno.

La ley supondrá una nueva regulación de la contaminación por gases de efecto invernadero y se dirigirá a las "emisiones difusas", que se encuentran en situación de vacío legal al no estar sujetas al Régimen Europeo del Comercio de Derechos de Emisión. Para ellas, que suponen un 55% de la contaminación vinculada al cambio climático en la comunidad, se fija el objetivo mínimo de reducir un 18% en 2030 el nivel registrado en 2005 de 4,28 toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2) por habitante y año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios