Un estudio cifra en 16.000 las viviendas vacías de la capital

  • El Ayuntamiento prevé crear un registro para exigir a los propietarios que ocupen sus pisos o los arreglen para que sean habitables. Esta medida no afectaría a las 2.200 casas nuevas que no se venden

La capital de Granada tiene 16.000 viviendas vacías. Por fin hay una cifra oficial sobre este dato crucial para decidir sobre la necesidad o no de poner a disposición de los constructores más suelos urbanizables en la ciudad. El Ayuntamiento pretende atajar este problema presionando a los propiarios de las casas deshabitadas, pero no por ello renuncia a reclasificar nuevos terrenos.

La cifra, que incluye 6.600 viviendas en mal estado y 2.200 casas de nueva construcción que no se han vendido todavía, supone que el 12 por ciento de todos los pisos de Granada se encuentran deshabitados, ya que la capital cuenta con un parque de 134.190 viviendas.

El Ayuntamiento ha obtenido estos datos de un estudio sobre población y vivienda encargado a la Universidad de Granada. El número de viviendas vacías se había calculado por última vez en 2001, cuando se contabilizaron unas 21.000 casas deshabitadas. Pero según la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, esta vez se han depurado muchos los datos para conseguir una aproximación más exacta. La edil se refería, sobre todo, a las listas de suministro de agua aportadas por Emasagra. Se han analizado todos los casos para comprobar donde no hay consumo realmente.

A los propietarios de las 6.600 viviendas que no están habitables, el Ayuntamiento tiene previsto presionarles mediante una ordenanza que les obligue a mantener las viviendas en un estado que permita vivir a personas. Es decir, que no sólo se compruebe la estabilidad de los edificios, como hasta ahora. La mayoría de estas casas tienen más de 50 años, no dispone de ascensor, garaje, agua caliente o no reúnen unas mínimas condiciones de accesibilidad. Es, por tanto, un problema a resolver a medio y largo plazo.

Pero en el caso de las 7.200 viviendas vacías que sí están en buenas condiciones para ser habitadas, el problema se podría empezar a atajar ya. Nieto apostó por medidas excepcionales, como el aumento del IBI. "Siempre había barajado esta posibilidad pero hace falta un padrón exhaustivo para saber cuáles están deshabitadas de verdad", declaró la concejal popular, que llegó a mencionar la posibilidad de la "venta forzosa" en los casos en los que los propietarios no atendieran a los requerimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios