La 'eterna' espera de los autónomos: cinco meses para cobrar una factura

  • La Junta y la Diputación han reducido sus tiempos de espera, que se sitúan en torno al mes y medio, pero la capital llega a 164 días

Prácticamente ninguna administración española cumple con los plazos. Prácticamente ninguna administración española cumple con los plazos.

Prácticamente ninguna administración española cumple con los plazos. / maría de la cruz

Trabajar para la administración es lo que tiene. Uno sabe que cobra, pero nadie le puede asegurar cuándo. Y menos aún en tiempos de crisis. Por mucho que la Ley de Morosidad establezca la obligación de que las administraciones públicas paguen a sus proveedores en un máximo de 30 días, la realidad es que empresas y autónomos siguen sufriendo unos tiempos de impago que no todos están preparados para soportar.

El último informe de morosidad elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), indica que ni una sola de las administraciones paga a tiempo a los trabajadores por cuenta ajena que tienen contratos públicos. Ni Andalucía ni Granada son una excepción. En el caso de la Junta, el periodo medio de pago a proveedores en el primer semestre del año ha sido de 41 días, seis menos que en diciembre del año pasado. El dato es bueno -de los mejores del territorio nacional-, pero sigue sin estar en línea con lo que establece la ley, ya que supera por 11 días el periodo medio de pago ideal.

Los autónomos más 'privilegiados' son los de Fuengirola, que apenas tienen que esperar 9 días

Bajando a nivel provincial, los tiempos se prolongan: en el caso de la Diputación de Granada, el periodo medio de pago a proveedores durante el primer semestre del año, según lo recogido por ATA, es de 44 días, una cifra que también reduce la del cierre de 2016, cuando los autónomos debían esperar al menos 48 días para poder cobrar sus facturas.

Donde la situación se torna alarmante es en el ámbito local. El informe de ATA recoge los tiempos de demora de los principales ayuntamientos españoles, y el de Granada no sale nada bien parado. Los autónomos que trabajan para la ciudad ven cómo se eterniza el plazo para cobrar sus trabajos, debiendo soportar de media 164 días de espera. Que no es poco: más de cinco meses desde que presentan la factura hasta que el dinero llega a su cuenta corriente.

El informe de la Federación Nacional de Autónomos recoge, de hecho, que Granada se encuentra entre los diez municipios que peor cumplen con sus proveedores. La lista la encabeza Gandía, con un plazo de morosidad de 475 días (más de 15 meses). Le siguen Jaén (473 días), Algeciras (385), Parla (352), Telde (319), Jerez de la Frontera (277), Alcorcón (251), Chiclana de la Frontera (178) y Vélez Málaga (168). Granada cierra el listado con sus 164 días.

Lo peor es que, según el documento, la cosa va a más. Al cierre del año 2016 el periodo medio de pago del Ayuntamiento era de 143 días, 21 menos que en la primera mitad del año.

La 'envidia' de los autónomos españoles son los que trabajan para el municipio de Fuengirola, que cobran en apenas 9 días. También están en una situación privilegiada -que debería ser la norma- los proveedores de Vigo (19 días), Cáceres (22), Málaga (22), Dos Hermanas (25), Segovia (24), Hospitalet de Llobregat (24), Badajoz (24), Ciudad Real (25) y Barcelona (27).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios