Las excavaciones en la fosa de Lorca se retomarán a partir de septiembre

  • El Ayuntamiento de Alfacar concede la licencia de obra al equipo liderado por Miguel Caballero

"Pasado el puentecillo, veinticuatro pasos y a la izquierda. Ahí está la fosa de Lorca". El investigador Miguel Caballero regresará a partir del próximo mes de septiembre al Peñón del Colorado para continuar los trabajos donde según sus investigaciones se sitúa la fosa común en la que fue enterrado Federico García Lorca junto al maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas. El Ayuntamiento de Alfacar aprobó ayer, con todos los informes técnicos favorables, la concesión de la licencia de obras solicitada por la Asociación Regreso con Honor, el último requisito después de que la Consejería de Medio Ambiente, propietaria de los terrenos, diera también su autorización, las dos condiciones que puso la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta para realizar las tareas de localización. En caso de hallarse restos, Regreso con Honor sí tendría que contar con el permiso expreso de Memoria Democrática para una posible exhumación de los cuerpos.

Según la alcaldesa de Alfacar, Fátima Gómez, los investigadores cuentan ahora con un plazo de diez días para formalizar y comunicar la licencia, tras lo que la Asociación podrá iniciar sus trabajos de campo para localizar la fosa común, una vez que se abonen los 300 euros de la licencia de obras.

El colectivo cuenta con la financiación necesaria para iniciar una nueva fase de trabajos gracias a una campaña de patrocinio y mecenazgo en la que han recibido aportaciones económicas de lugares como España, Puerto Rico o Inglaterra. Al no tener que depender de una subvención de la Junta de Andalucía se ha agilizado en los últimos meses la tramitación del proyecto aunque, como señala Miguel Caballero, será ahora cuando se pedirá que se reintegren estas donaciones porque, hasta que el proyecto no ha tenido luz verde, no han querido recoger estas aportaciones económicas.

Una vez solventados los trámites burocráticos queda reunir de nuevo al equipo de expertos que trabajarán en el Peñón del Colorado y que en la actualidad se encuentra trabajando en otros proyectos en lugares tan remotos como el desierto de Atacama en Chile o en la Antártida. "Hablamos de un equipo de gran prestigio que no para de trabajar y tenemos que fijar una fecha en la que todos estén disponibles", señala Caballero, que también espera que la Diputación vuelva a ceder la retroexcavadora que ya se utilizó en la primera fase de esta intervención en 2014 y que se usa para retirar la nieve de las carreteras. El primer paso será retirar el material de relleno en la zona, tarea que está previsto que se prolongue por alrededor de dos semanas. A finales de septiembre los investigadores iniciarían el estudio arqueológico en el Peñón del Colorado y los primeros resultados podrían darse a conocer en octubre.

La asociación cuenta con el respaldo de Nieves García Catalán, acogida desde pequeña por la familia de Dióscoro Galindo, y del sindicato CNT, considerada "familia política" de Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Caballero subraya la entidad de las investigaciones que hacen pensar que ahora sí se pueden cerrar definitivamente las heridas abiertas hace 80 años. En este sentido están las evidencias que resultan del estudio de Molina Fajardo, el falangista que inició un trabajo de investigación para encontrar a Lorca que se interrumpió por su muerte repentino. El que fuera director del diario Patria dio unos indicios que retomó Caballero , quien además cotejó poniendo "negro sobre blanco" la versión del hijo del capitán Nestares, el responsable del frente de Víznar cuando fue asesinado Federico García Lorca. "En el año 89 se intentó hacer un campo de fútbol y, cuando ese trabajo iba a comenzar, la hermana de Lorca escribió una carta que obra en mi poder que estaba destinada al presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y al alcalde por entonces de Alfacar, Juan Caballero Leyva, una misiva en la que Isabel García Lorca pedía que se suspendieran los trabajos porque en esa zona estaba enterrado su hermano", señala Caballero para subrayar a continuación que "son los propios Lorca los que dicen que está allí".

Otro dato procede de las investigaciones de los geomorfólogos, que han determinado donde están los pozos en los que estaría enterrado el poeta en un rectángulo de 224 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios