Granada

Un equipo de expertos internacionales comanda la tercera búsqueda de Lorca

  • El proyecto, que cuenta con Ian Gibson como asesor histórico, tiene financiación privada y ya ha sido presentado a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta

Comentarios 2

La tercera búsqueda de Lorca está en marcha. El periodista Víctor Fernández, el hispanista Ian Gibson y Luis Avial, experto en georradar, encabezan el equipo de expertos que ya ha presentado a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta el informe requerido para poner en marcha los mecanismos que establece la ley de cara a buscar la fosa del poeta en el parque de Alfacar, en un punto junto a la fuente de Aynadamar que está marcado con una señal. Desde la Junta de Andalucía se ha subrayado en las últimas semanas que el primer paso era recibir un informe de los investigadores interesados en iniciar una nueva búsqueda. Ese paso ya está dado y ahora será la Comisión de Memoria Histórica, que se reúne una vez al mes, la que debe dar luz verde a un nuevo intento de buscar la fosa de Lorca que, según explica Víctor Fernández, no costará un euro a las arcas públicas porque el proyecto ya tiene solucionada la financiación a través de un mecenas.

En la documentación remitida se incluye un informe historiográfico en el que se detallan los testimonios que dan por válida la teoría de que en 1986 se encontraron restos humanos en unas obras en el parque de Alfacar y que se depositaron en un saco bajo la fuente. Así lo señalan el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, el por entonces vicepresidente de la Diputación de Granada, Ernesto Molina, o el exalcalde de Cogollos Vega Manuel Valdivia, además de nuevos testimonios de los operarios que trabajaron en aquella obra y que ha recogido Víctor Fernández. El documento consta también de un informe técnico a cargo de Luis Avial tras una rápida intervención en 2009 y una simulación realizada en Toledo en la que se enterró un saco de huesos en las mismas condiciones que tendría en Alfacar, con el resultado de que el georradar dio la misma señal en ambos casos. Este expediente también recoge el apoyo de la nieta de Dióscoro Galindo, que fue fusilado junto al poeta y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas. Precisamente el sindicato CGT-A solicitó formalmente a la Dirección General de Memoria Democrática una nueva búsqueda de los restos de Arcollas.

El equipo de expertos se completa con Óscar López, arqueólogo "reconocido internacionalmente"; el forense Francisco Etxeberria, responsable de la identificación de Lasa y Zabala o de la autopsia de Salvador Allende; y Eduardo Ranz, "que probablemente es el mejor abogado de memoria histórica y quien ha conseguido que se abra el Valle de los Caídos".

Una de las razones de la reactivación de la búsqueda radica en que el posible delito en el que se incurrió en 1986 al no dar aviso al juzgado del hallazgo de restos humanos ha podido prescribir. Así lo asegura Víctor Fernández, que recuerda que en 2012 la Fiscalía concluyó que, aún siendo cierta la historia, el delito ya había prescrito. Además, Fernández apunta a una investigación interna que en su momento realizó la a Diputación de Granada que llegó a la conclusión de que "efectivamente habían aparecido restos humanos".

El plan de trabajo para la tercera búsqueda de Lorca prevé una primera fase en el lugar en el que los testigos presenciales sitúan la fosa en la que se pudieron encontrar los restos humanos que se trasladaron en una bolsa a la fuente, donde se depositaron bajo 20 centímetros de cemento. "Los trabajadores que estaban en el parque eran albañiles, no eran forenses, cuando vaciaron la fosa es posible que dejaran algo, como un botón o el hueso de un dedo, es probable que todavía quede algo", señala el periodista de La Razón. En un segundo término se intervendrá en la fuente del parque, donde hay una marca que coincide con la señal que da el georradar y se procederá a excavar los 20 centímetros de cemento, apenas una hora de trabajo para un albañil. Fernández destaca que será la búsqueda más rápida de las realizadas hasta ahora porque no será necesario remover toneladas de tierra como en la búsqueda de Miguel Caballero que realizó en dos fases, en 2014 y 2016.

En cuanto a la presencia de Gibson, en cuyas investigaciones se basó la primera búsqueda en 2009 que acabó sin rastro del poeta, Fernández señala que esta tesis refrenda sus investigaciones de que fue fusilado en esta zona basándose en el testimonio de Manuel Castilla Blanco, el enterrador del poeta. La nueva búsqueda del poeta, que comenzó como un simple rumor, ya ha comenzado los trámites administrativos con el mismo preámbulo que las anteriores: ayer, Laura García-Lorca señaló que la postura de la familia no ha cambiado en este tiempo. "No se entiende muy bien a quién están buscando", señaló la sobrina del autor de Yerma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios