teléfono del defensor | la línea de desahogo de los vecinos del distrito

"Cuando facturan saben dónde estamos ; cuando hay una avería ya no"

  • Decenas de vecinos de la Zona Norte llaman cada día desesperados al Defensor del Ciudadano para protestar por los cortes de luz

  • Manuel Martín exige soluciones

Obras para el arreglo de transformadores en la Zona Norte. Obras para el arreglo de transformadores en la Zona Norte.

Obras para el arreglo de transformadores en la Zona Norte. / g. h.

El teléfono del Defensor del Ciudadano se ha convertido en el sistema de desahogo de los vecinos de la zona Norte ante los cortes de luz. Según explica Manuel Martín, casi diariamente reciben llamadas de residentes en este distrito que, con impotencia, relatan cómo es su día a día con un suministro intermitente que les deja sin luz para realizar sus tareas más básicas. El problema se ha extendido incluso al alumbrado público y no son pocos los días que los vecinos llaman al Defensor para protestar por los apagones en la vía pública. Esto les obliga a salir con linternas y pasar miedo ante la inseguridad que provoca caminar en la oscuridad.

"Llevamos dos días sin alumbrado público en Parque 28 de febrero, José María Burguella de Toro, Henríquez de Jorguera o Juan Pedro Mesa de León. No podemos salir a la calle o lo hacemos con linternas. Somos barrios de tercera C. En otras zonas de Granada esto no pasa", denunció el pasado 21 de enero un vecino.

Esta es solo una de las llamadas. Según indicó Martín, también hay quien denuncia que no pueden hacer las tareas más básicas como cocinar, estudiar o encender un radiador ahora que los termómetros registran temperaturas mínimas. "En la Paz ha habido un corte desde las 19:45 hasta las 20:30 y desde las 21:45 hasta las 22:30", al intentar poner una segunda queja a Endesa "se niegan porque sólo se puede poner una al día", explicó otro vecino que llamó a la oficina.

Desde que el Defensor del Ciudadano llegó al cargo no ha dejado de reivindicar soluciones para acabar con los apagones en este distrito, un problema que, según su opinión, debería movilizar a todas las administraciones públicas y, sin embargo, está prácticamente olvidado. "Hay vecinos que pagan sus recibos y sin embargo no reciben el servicio", denunció Martín, quien cree que es necesario desarrollar "acciones reales, coordinadas, integrales y permanentes". En este sentido, Martín recuerda que es una zona con un alto índice de pobreza y exclusión, aislada del resto de la ciudad, con una vivienda y entorno deteriorado y donde prima la inseguridad y la impunidad. "La Junta de Andalucía debe ejercer un control real sobre la vivienda", añadió el defensor, quien consideró que hay que actuar con urgencia para restituir los derechos básicos de los vecinos que "también son residentes de Granada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios