La falta de financiación dispara un 40% la venta de coches 'mileuristas'

  • El coste de los vehículos de ocasión supera "ligeramente" los 700 euros, según un estudio del sector de automoción

La estrechez económica que atraviesan las familias llega a todos los ámbitos, entre ellos, al de la compra de automóviles. Un análisis de la empresa AutoScout24 -que movió el 39% de los vehículos de ocasión que se comercializaron en España durante el pasado año- explica que los automovilistas, llegado el momento de la compra, optan por comprar los coches usados de menos de 1.000 euros que se venden en el mercado español. Tanto es así que las adquisiciones de estos modelos de vehículos se ha disparado un 40%.

El análisis de AutoScout24 revela que es el módico precio el principal atractivo para su "adquisición rápida" -en un mes- al margen de otras consideraciones como el kilometraje o el equipamiento. De esta forma, mientras el precio de estos "coches mileuristas" juega claramente a favor de su venta, con un coste que supera ligeramente los 700 euros, en función del modelo y estado del coche, la edad o el kilometraje no resultan tan sugerentes a la hora de rascarse el bolsillo.

De hecho, la vida de estos vehículos de menos de 1.000 euros ronda los quince años y medio de edad, superando en más de dos años la antigüedad del parque español, con un rodaje de 140.000 kilómetros, según informó la empresa en un comunicado.

El equipamiento es otro de los "puntos flacos" de este tipo de vehículos más económicos ya que, según datos de AutoScout24, sólo el 14% dispone de sistema de frenos ABS y de airbag de conductor, aunque sí de otras comodidades menos relacionadas con la seguridad y más con el confort como elevalunas eléctrico (40%), aire acondicionado (33,6%) o dirección asistida (28%).

De esta forma, el furor despertado por estos "coches mileuristas" encontró su respuesta en el escaparate de ocasión, donde sus propietarios, ante la falta de un incentivo para el achatarramiento, optaron por ponerlos a la venta.

Esta realidad socioeconómica ha dado una segunda vida a estos automóviles más viejos, generando un mercado que resulta idóneo no sólo para los jóvenes o inmigrantes, como hasta ahora, sino también para ese colectivo que necesita cambiar de auto pero no alcanza a costear, por falta de liquidez o de financiación, los 14.000 euros que suele suponer de media la compra de uno de ocasión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios