Más de 230 familias tienen que recurrir a ayudas de emergencia para poder comer

  • El Área de Bienestar Social del Ayuntamiento concedió en 2011 ayudas económicas a más de medio millar de familias granadinas destinadas a manutención, vivienda, cuidado de menores y apoyo a la educación

Cuadrar las cuentas es cada vez más difícil para numerosas familias granadinas. Tanto es así que muchas de ellas no han tenido otro remedio que solicitar ayudas económicas al Ayuntamiento, que a través del Área de Bienestar Social entregó en 2011 un total de 536 ayudas económicas a las familias por un importe que asciende a 356.327 euros. Una cantidad que, pese a no resolver los problemas de los granadinos en su totalidad, al menos ayuda a salir provisionalmente del paso, o simplemente a comer.

Desde que se iniciara la crisis económica en 2008 el Ayuntamiento, en vista de la gran cantidad de solicitudes que recibe, ha aumentado las ayudas en un 20%. Es decir, que si en el año 2008 se destinaron 294.530 euros a esta partida, en 2011 esta cifra ya alcanzaba los 356.327 euros. El hecho más inquietante que esconden los datos relativos al año pasado es que el mayor número de ayudas fueron destinadas para una de las necesidades más básicas: comer, concepto por el que se tramitaron un total de 237 solicitudes con un importe de 142.530 euros, que representa el 40% del total de subvenciones aprobadas.

En segundo lugar, las familias granadinas solicitaron ayuda por diversos problemas relacionados con sus inmuebles. En este sentido, fuentes del Ayuntamiento informan de que el 35% de la partida de ayudas de Bienestar Social en 2011 (124.714 euros) se dedicaron a vivienda, "fundamentalmente para evitar desahucios, con la consiguiente pérdida de alojamiento que les dejaría sin ningún otro sitio donde vivir". El resto del importe liberado en 2011 fue repartido entre ayudas de apoyo a la educación, con 54.019 euros (para aulas matinales, talleres, o comedores); apoyo a la formación laboral, con 21.379 euros en los que se incluye la formación de personas en riesgo de exclusión; gastos sanitarios, con 2.993 euros que se destinaron a la adquisición de gafas, tratamientos dentales y tratamientos médicos; y otros conceptos, que se llevaron los 10.689 euros restantes.

Los barrios más afectados por la crisis y que, por tanto, más peticiones han formalizado son los de la Zona Norte (distrito al que se destinó el 39% de las ayudas), el Zaidín (25%), La Chana (14%) y el Albaicín (7%), mientras que el dinero restante se repartió entre distintas zonas de la ciudad.

Para conseguir las ayudas es necesario personarse en los distintos centros municipales de servicios sociales que hay en la capital, donde "las personas son atendidas por profesionales que, una vez valorada la situación de forma conjunta con la familia, establecerán una serie de propuestas que les ayuden a superar esta situación". Para ello en el área de Bienestar Social se tiene en cuenta tanto el nivel de ingresos como otras circunstancias familiares y sociales, "controlando el gasto y exigiendo compromisos a las familias y personas beneficiarias".

Para 2012 y debido a la creciente demanda de ayudas económicas familiares y de ayudas de emergencia social, el Ayuntamiento ha aumentado el presupuesto de 375.000 a 425.000 euros. En el primer semestre de este año, más de 203 familias ya han pedido ayuda al Consistorio, lo que hace pensar que cada año necesitarán más dinero. Es por ello que desde el Consistorio lamentan que la Junta de Andalucía "tan solo aporte 75.960 euros para este concepto", pues con la grave situación actual "resulta insuficiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios