Corpus 2009

La feria arranca desafiando la crisis

  • Esta noche la esposa del teniente general Manuel Bretón apretará el interruptor que encenderá el alumbrado de la portada del ferial de Granada y que abrirá la puerta a siete días de fiestas en las que se han unido esfuerzos para saltar el bache

Comentarios 2

Todavía con la resaca de las votaciones europeas, los granadinos se preparan ya para la resaca del palito de ron. Mientras los caseteros están comprando perejil fresquito para los San Pancracios de la feria del año de la crisis, ya empiezan a recibirse y mandarse sms que incluyen palabras como 'columpios' o 'caseta' o 'ferial'. Hoy ya está todo listo para que esta noche la esposa del teniente general Bretón, Esperanza del Río, le dé al interruptor de las 40.000 bombillas de la portada de las Fiestas del Corpus 2009.

Y será su esposo el que esta mañana dé el pregón de las fiestas de la ciudad, que lo ha colmado de tantas distinciones y homenajes en el año en el que se despide su puesto al frente del MADOC en Granada.

Aunque el panorama invita más a ser hormiga que chicharra, el granadino demostrará en los próximo siete días si está a la altura del tópico de fiesteros que se les endiña a todo los andaluces.

El Ayuntamiento de Granada ha hecho un considerable esfuerzo para que así sea. Un esfuerzo más mental que económico. No hay mucho dinero, pero siempre se pueden poner en marcha algunas medidas para que la Feria de Granada no decaiga.

Por lo pronto la portada será nueva tras algunos años de reciclaje. En esta ocasión simulará la fachada de la Plaza de Toros. Más de uno saldrá a hombros por el gran arco de esa mole, que alcanza los 18 metros de altura y un peso que asciende hasta 30 toneladas. El despliegue no sólo continúa dentro, donde 500.000 bombillas iluminarán la fiesta, también se anticipa en las calles del centro de la ciudad, donde 230.000 brillarán para recordarles a los granadinos que la ciudad vive su semana de feria.

Para que la afluencia hacia Almanjáyar no desmerezca a Corpus pretéritos, el Ayuntamiento de Granada ha propuesto otras medidas, como bonos de catorce viajes en el transporte público para los parados, que también se beneficiarán de descuentos del 20% en la caseta municipal o entradas gratuitas para los columpios.

Como la unión hace la fuerza, los propietarios de los columpios y los de las casetas también han hecho planes para que la feria salte la crisis. Este año los columpios estarán dos días a mitad de precio. Los caseteros han pedido a los proveedores que, al menos, mantengan los precios del año pasado de cara al público, según adelanta el presidente de la federación, Salvador López.

López espera que a la conclusión de los siete días de fiestas que comenzarán esta noche los granadinos hayan olvidado "los momentos de angustia y del trabajo", y que este Corpus sea recordado por lo menos como "una feria más".

Por lo pronto, la feria arranca con 92 casetas, nueve más que hace un año porque bastantes asociaciones y hermandades han visto en la barras una salida a las negativas de los mostradores de los bancos.

 Un total de 1.600 agentes velarán, en diversos turnos, porque todo transcurra con normalidad en esas 92 casetas.

En cuanto a las actividades, las hay para todos gustos y edades. Los mayores, por ejemplo, han propuesto ellos mismos sus propios actos a través de los centros de día y las residencias. Y los más pequeños tendrán a diario una cita en la Plaza Bib-Rambla con el carrusel de títeres o en el recinto ferial con las meriendas saludables.

El acceso al 88 por ciento de las actividades programadas por el Ayuntamiento serán gratuitas y contarán con la presencia de actores, artistas, cantantes y grupos "de primera línea", según informó el concejal de Cultura, Juan García Montero.

Y para muestra un botón: la Niña Pastori fue un aperitivo de lujo que se sirvió en el escenario del Palacio de Deportes de Granada el pasado viernes. Y ese mismo día Chico Ocaña actuaba en La Chumbera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios