L Macrobotellón en Granada

La fiesta de Aarón, por todo lo alto

  • Pese al intento de prohibición municipal, la Fiesta de la Primavera fue un éxito

Comentarios 1

Equipos de bebedores ataviados con su propia equipación, grupos de jóvenes empujando carritos llenos de botellas, reuniones donde la nevera era el bien material más protegido e incluso un joven disfrazado de botella.

Al final, la convocatoria del macrobotellón del joven Aarón que suscitó la denuncia del Ayuntamiento de Granada fue todo un éxito, avalada por el auto judicial que desestimó la demanda.

Así, los alrededor de 15.000 jóvenes que asistieron a la conocida Fiesta de la Primavera pudieron disfrutar de su anual encuentro con la nueva estación, bajo la atenta mirada de los agentes de la Policía Local que controlaban la zona. "Por ahora se ve tranquilo. Además, da seguridad ver que hay agentes", comentó Susana Raya, una de las asistentes al botellódromo.

Con excepción de algunas incidencias por intoxicación etílica o cortes, los jóvenes -la mayoría universitarios- mantuvieron la compostura y no hubo que lamentar sucesos de gravedad cumpliendo así las advertencias del propio correo electrónico convocante de que se mantuviera el civismo. "Debemos dar ejemplo para que así podamos realizar muchos años más esta fiesta tan popular", recogía el e-mail.

Una relativa tranquilidad, pese a que desde el mediodía el recinto fue recibiendo a sus huéspedes, un goteo que aumentó de forma considerable durante la tarde y no paró hasta la noche.

"En Alemania no se puede beber en la calle y la verdad es que me parece fantástico. Me encanta porque te encuentras a muchos amigos y a gente muy dispar", explicó Julia Stefanski, una sorprendida joven extranjera.

Como crítica, muchos de los jóvenes echaron de menos el respaldo municipal de otros años. "Otras veces ha estado mejor porque había música y estaba más organizado", arguyó Ana Torres. Quizá en la próxima edición, el Ayuntamiento retome el apoyo de la popular convocatoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios