El fiscal cree que la muerte del niño por un cohete se podría haber evitado

La Fiscalía ha solicitado un año de prisión por un delito de homicidio imprudente de caráceter grave para el concejal supuestamente responsable del lanzamiento de un cohete que alcanzó a un menor de cinco años causándole la muerte durante las fiestas patronales de Montillana en agosto del pasado año.

En su escrito de acusación, el fiscal también solicita un año de inhabilitación especial para el edil y una indemnización de más de 162.000 euros para cada uno de los progenitores por parte de la aseguradora que tenía suscrita la cobertura con el Ayuntamiento de Montillana.

El incidente se produjo en agosto del año pasado en las fiestas de Montillana

El accidente se produjo en la tarde del pasado 7 de agosto de 2016, cuando el concejal se disponía a lanzar un cohete para dar comienzo a un encierro de vaquillas.

El Ministerio Público considera que el fatal desenlace se podría haber evitado si hubiera tomado las "debidas" y "elementales precauciones", alejándose del depósito donde estaban los otros cohetes e impidiendo así que al encender el cohete se inflamaran los dos que había al lado.

Fue uno de estos proyectiles el que salió despedido y en la trayectoria alcanzó el graderío donde estaba el niño junto a sus familiares para presenciar el encierro. El pequeño falleció en el trayecto al Hospital del Campus de la Salud de Granada. Será en el transcurso del juicio cuando se determine si el grado de la negligencia es grave, como estima por ahora el fiscal, o leve.

La Fiscalía de Menores abrió también en su momento un expediente de protección para determinar si en el resultado letal del menor pudo tener algo que ver una posible desatención de sus padres o cuidadores, pero dado que todos ellos estaban en la misma grada en el momento de los hechos, en principio se estima que no la hubo.

El asunto ha sido investigado por el Juzgado de Instrucción 7 de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios