relevo en la comandancia de granada

Al frente de "uno de los buques insignia" de la Guardia Civil

  • El coronel García Sánchez toma posesión como jefe de la Benemérita en Granada

  • Entre sus principales objetivos, estrechar las relaciones con colectivos como jueces, fiscales o la UGR para "trabajar día a día y en todos los sentidos en favor del ciudadano"

El coronel García Sánchez estuvo destinado en Granada anteriormente, como comandante de Tráfico. El coronel García Sánchez estuvo destinado en Granada anteriormente, como comandante de Tráfico.

El coronel García Sánchez estuvo destinado en Granada anteriormente, como comandante de Tráfico. / Carlos Gil

Ponerse al frente de una Comandancia provincial de la Guardia Civil no es tarea fácil, pero su "entereza, preparación, dedicación y compromiso" son avales más que suficientes para capitanear "uno de los buques insignia" de la Benemérita. Así fue la carta de presentación del coronel Manuel García Sánchez, que ya dirige de forma oficial la Comandancia granadina.

Melillense de nacimiento, pero granadino "desde los seis años", ya que fue en esta ciudad donde pasó su infancia y juventud, el coronel García Sánchez era hasta ahora Jefe de Operaciones de la Guardia Civil en la provincia de Huelva, donde incluso estuvo al frente de la Comandancia Provincial provisionalmente desde abril de 2013 hasta que a finales de ese mismo año el coronel Ezequiel Romero tomó las riendas de la Benemérita onubense.

Sin embargo, antes de asumir el servicio de operaciones en Huelva, García Sánchez estuvo destinado en Granada, donde en el año 2009, durante su etapa como Comandante, fue distinguido por haber sido coordinador del dispositivo de Tráfico en la provincia durante las tres ediciones de la Vuelta Ciclista a España, en el marco de los actos de celebración del Día de la Constitución Española.

Su dilatada trayectoria ha propiciado que regrese a Granada, donde ayer tomó posesión de su nuevo cargo en un emotivo acto que estuvo presidido por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y que contó con la asistencia del general de la IV Zona de la Guardia Civil, Manuel Contreras, así como de otros representantes institucionales.

La marcha del coronel Manuel Llamas, tras ascender a general de brigada, hizo que la dirección de la Guardia Civil granadina recayese, de forma interina, en el que entonces era el Jefe de Operaciones en Granada, el teniente coronel José Santiago Martín, quien ayer también fue reconocido y que, al conseguir el ascenso a finales de 2017, a partir de ahora afrontará una nueva etapa como coronel en Pamplona.

Precisamente, fue el coronel García Sánchez quien de forma especial quiso agradecer durante su discurso la labor tanto de Llamas como de Martín, ya que fue el primero el que "adaptó la Comandancia de Granada a los nuevos tiempos", mientras que el segundo supo "mantener" y desempeñar una gran labor al frente de la misma. Una tarea que ahora recae en él y que afronta "con muchas ganas de trabajar día a día por la provincia y en favor del ciudadano".

Tal y como indicó el nuevo jefe de la Comandancia granadina en su intervención, cuenta "con un equipo de profesionales" que desde su llegada a Granada le han demostrado su "preparación y predisposición", algo que es fundamental para servir y salvaguardar la seguridad de "los 169 municipios que componen la provincia".

Para ello, el coronel García Sánchez consideró como indispensable "impulsar las relaciones con otros colectivos como jueces, fiscales o la Universidad de Granada", para seguir "mejorando la eficacia" de la Benemérita granadina, cuerpo que fue catalogado por el delegado del gobierno en Andalucía como "excepcional e insustituible". Así, Antonio Sanz destacó la gran labor que realiza la Guardia Civil "en tierra, mar y aire", en un enclave como Granada, donde los agentes destacan por su "trabajo en las carreteras y en los rescates de montaña, la prevención de la violencia escolar, la protección de las víctimas de la violencia de género y la lucha contra las mafias del narcotráfico, y contribuyendo a salvar vidas en el mar" mientras tratan de frenar la inmigración.

A tenor de ello, Sanz destacó que, durante el último año, "las mafias han aumentado la presión de la inmigración irregular" sobre la costa andaluza en general, y en concreto en la granadina, a la que durante el último año llegaron un total de 3.842 inmigrantes a bordo de 121 pateras.

El acto culminó con un homenaje a "aquellos que dieron su vida por salvaguardar la seguridad", y con un desfile de las distintas especialidades de la Guardia Civil granadinas, que ya se encuentran bajo el mando del coronel García Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios