Las fuertes rachas de viento obligan a cerrar la estación de Sierra Nevada

  • Aunque Cetursa no descarta abrir las pistas, es posible que sean la antesala de un temporal de nieve

Las fuertes rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora registradas en la estación de esquí de Sierra Nevada obligaron ayer a su cierre por prevención, después de que en la mañana se abriera con unos once kilómetros de pistas. Aunque los vientos más fuertes se registraban sólo en el Veleta, las rachas bajaron hasta Borreguiles, donde se alcanzan rachas de entre 70 y 80 kilómetros por hora. Cetursa no descarta abrir la infraestructura a lo largo del día, si bien apunta la posibilidad de que esto sea la antesala de un temporal de nieve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios