El funeral más económico en la provincia cuesta 1.800 euros

  • El estudio elaborado por la revista Consumer Eroski recoge que la diferencia de precio entre las funerarias de la provincia llega a alcanzar los 1.083 euros

El funeral más económico en Granada cuesta de media 1.800 euros, según un estudio de la revista Consumer Eroski, elaborado a partir de un análisis de las tarifas de un centenar de funerarias en 18 provincias de todo el país. En el caso de la provincia de Granada, Consumer Eroski ha tomado como referencia cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada.

El estudio establece que el coste medio de un funeral modesto en la provincia de Granada asciende a unos 1.831 euros, 147 menos que el coste medio que, según Consumer Eroski, tiene el funeral más barato en España (1.978 euros).

Eso sí, aunque la media granadina sea inferior a la nacional, las diferencias entre el funeral más caro y el más barato en Granada -siempre teniendo en cuenta que se han tomado como base los precios más económicos- son de 1.083 euros, por encima de los cerca de 1.000 de la media global.

Como ocurre en la mayoría de las provincias, la compra del féretro (696 euros), el alquiler de una sala en el tanatorio (417 euros) y la publicación de una esquela en uno de los dos diarios de mayor tirada de la provincia granadina (249 euros), suponen una parte muy importante de la factura final del sepelio. De hecho, en el caso granadino estos conceptos representan el 74 por ciento del importe total.

A estos tres gastos se suman el resto de las prestaciones: el alquiler del coche fúnebre (93 euros), la compra de la corona de flores (103 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (73 euros) y el oficio religioso (80 euros), que suponen el 19 por ciento del desembolso total.

El estudio elaborado por Consumer Eroski recoge que, además, las funerarias granadinas visitadas cobran de media 30 euros por el servicio de capilla ardiente y 73 euros por los gastos de gestión y trámites burocráticos.

Como conclusión, el informe asegura que la posibilidad de ahorro de las familias granadinas en el sepelio de su allegado es considerable si se toma en cuenta cada servicio prestado. Como muestra, el estudio señala que en la adquisición de un féretro el abanico de precios es muy diverso, y entre una funeraria y otra pueden registrarse diferencias de hasta 588 euros.

Por el contrario, es característico que en los oficios religiosos no se genere disparidad alguna: el importe es de 80 euros.

La posibilidad de ahorro también está determinada por el tipo de sepelio que elija cada familia. La tasa de inhumación en la provincia tiene un coste medio de 44 euros, una cifra muy inferior a la media global del estudio que se sitúa en 141 euros. Sin embargo, el precio por incinerar al fallecido -incluyendo la urna- cuesta una media de 600 euros, que supera en más de 130 euros a la media de las 18 provincias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios