francisco ledesma. concejal del pp en el ayuntamiento de granada

"La gente oye prevaricación y cree que te llevas un maletín de piel con dinero"

  • El edil, procesado en el caso Serrallo, lamenta el "juicio mediático" que sufre, criticado por la calle

  • Da por finalizada su carrera política aunque desea continuar el trabajo iniciado

El concejal Francisco Ledesma pide que se diferencia al político de la persona. El concejal Francisco Ledesma pide que se diferencia al político de la persona.

El concejal Francisco Ledesma pide que se diferencia al político de la persona. / carlos gil

Comentarios 2

Dice Francisco Ledesma que tras los políticos hay personas. Sin embargo él cree que, en su caso, últimamente los vecinos de Granada no son capaces de hacer esa apreciación. El concejal del PP relata con tristeza cómo ha sido increpado en varias ocasiones por la calle, incluso, delante de sus hijos. Episodios que vive con impotencia. Ledesma, que defiende su inocencia después de ser procesado en el caso Serrallo ha decidido hablar con este periódico para contar públicamente la versión que ya dio a la jueza. En la misma semana se ha conocido que el Ayuntamiento no le atribuye culpabilidad alguna a él ni al resto de concejales populares que votaron en la junta de gobierno local de julio de 2012 a favor del cambio de usos y horarios para abrir la discoteca.

-Ha sido procesado por la jueza del caso Serrallo. ¿Qué opina de cómo se ha desarrollado la causa judicial?

-Por desgracia yo ya tengo la pena de banquillo, estoy condenado. Aquí hay dos vías, la judicial y la mediática. Mi vía judicial la lleva mi abogada con su línea de defensa: hemos recurrido. Pero, ¿cómo me defiendo del juicio mediático?

- ¿En qué basa su defensa?

-Tanto yo como el resto de concejales estamos siendo investigados por un acuerdo de la junta de gobierno local. Votamos a favor de un punto que contaba con dos informes técnicos favorables. La ley de grandes ciudades, para agilizar la gestión y el día a día de los ayuntamientos tiene un órgano colegiado que es la junta de gobierno que se reúne y puede aprobar transferencias de crédito o expedientes de urbanismo para agilizar plazos. En mi caso, yo que era el concejal secretario, contaba además con una oficina de apoyo que es la que recibe todos los expedientes del área y comprueba que tienen todos los informes técnicos favorables antes de pasar por la junta.

-¿Asegura entonces que en el momento de la votación los concejales no tenían ninguna duda sobre la legalidad del punto?

-Ese día teníamos que votar 28 puntos y dos urgencias. El conflictivo fue el 27. La secretaria general me había hecho un resumen: la comisión ejecutiva de 2006 adjudicó una concesión administrativa para la construcción y explotación de un parque infantil en el sistema a Inversiones Área Sur S. L. que establecía el horario de apertura de diez a diez y que el Ayuntamiento establecería para éste último el mismo horario que el resto de espacios públicos. Y yo no vi nada irregular, ¿García Lorca tiene un quiosco? Sí. ¿Cuando cierra? Cuando el resto de parques. ¿Pone cerveza? Sí. En caso de cerrar a otra hora el adjudicatario asumía la seguridad y la vigilancia del recinto. También se aclara que se trata de instalación terciaria para uso como quiosco y zona de restauración y no sala de fiestas. A mí no me generó duda. Pero además, la secretaria declaró lo mismo y a ella la han sacado del proceso y a mí no.

-¿Pero qué pensó usted cuando acudió al centro comercial y se topó con una discoteca?

-Yo como ciudadano que voy al Serrallo a llevar a mis hijos a las bolas y veo aquello... Hombre... Quien tiene la competencia es el alcalde que, a su vez, delega en los concejales. Uno confía en que su compañera delegada de Urbanismo cuenta con todos los expedientes y lo tiene todo en orden. Si se demostrara lo contrario... Que quien la haga la pague.

-¿Pero no dudó entonces nada?

-No tengo que poner en duda el principio de buen hacer que debe tener un compañero. Sobre todo porque está rodeado de técnicos. Había un informe jurídico de Agustín Belda y otro técnico de Manuel Lorente, que era el director de Obras. En aquel entonces sobre ellos no había ninguna duda. Tampoco había informe desfavorable por parte de la oposición. Votamos en un órgano colegiado un acto administrativo con dichos informes favorables. Lo contrario habría sido prevaricar.

-¿Usted está molesto porque la secretaria ha sido sacada del proceso y usted no?

-Su función era asistir y apoyar al edil secretario. Ella no observó ningún tipo de ilegalidad. Si ella no lo ve, ¿por qué tengo que dudar yo? Pienso que si la sacan a ella deben hacer lo mismo conmigo. Esto me provoca a mí una auténtica inseguridad jurídica. Vaya por delante mi respeto absoluto a la actuación de la jueza... Pero no puedo compartirla.

-Cuenta todo esto mientras sus compañeros callan.

-Fuimos imputados y puse un recurso y la Audiencia lo rechazó. Los jueces prefieren tirar para adelante en las macrocausas pero, ¿quién me repara a mí el daño en mi honor? Nuestro partido dice que va a trabajar para hacerlo, pero nadie me va a rebajar el daño de mi paseíllo, de mis portadas, o las mofas o insultos que he recibido. Los políticos somos personas tenemos familia y amigos. Granada no es Madrid: es un pueblo nos conocemos todos. ¿Alguien sabe lo que es estar tomándote un café en la barra de un bar con tu pareja o amigo o tus hijos y aguantar los comentarios? El 10% de los ciudadanos de a pie sabe lo que es prevaricación urbanística mientras que el 90% piensa que te has llevado un maletín de piel lleno de dinero porque escuchan prevaricación urbanística, centro comercial, caso Serrallo... Y creen eso.

-¿Confía en que le saquen del proceso antes de llegar al juicio?

-Según pienso yo y como me dice mi abogada esto va a quedar en nada. Sin embargo, como es un caso muy mediático con impacto en medios nacionales tras la detención del alcalde se adorna mucho mas la película. Es posible que coincida con elecciones. No lo sé pero esto me impide según mis estatutos ir en una lista municipal. Mi carrera política ha terminado. No obstante, hasta que no haya sentencia no me expulsan salvo que sea muy flagrante.

-¿Ha pensado en tirar la toalla?

-He pensado irme. Es un trabajo muy sacrificado e ingrato. Y prebendas... No hay ninguna. Si quieren llamar prebendas a estar dentro de un despacho de Economía desde por la mañana, gestión pura hasta las tres y a partir de las cuatro ir a 20.000 actos en una ciudad como Granada que es muy viva... Yo he venido a sumar. Habré hecho cosas bien y cosas mal; está claro quien no toma decisiones no se equivoca pero yo he venido a aportar y tengo una gran vocación de servicio público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios