El gobierno local decide ahora poner en alquiler el histórico edificio de San Matías

  • Por 2.667 euros al mes, los interesados podrán hacerse por dos décadas con uno de los tres inmuebles que durante años han sido objeto de batalla contra el PP por el intento de privatizarlos

El nuevo equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Granada acaba de poner en alquiler el histórico edificio municipal del número 11 de San Matías, que ha sido durante casi un década -junto a la Casa Agreda y y el de Cuesta de Santa Inés- objeto de una gran batalla política por el intento del PP de privatizarlos y la defensa de su uso público, por parte del PSOE e IU.

La concejala socialista de Cultura y Patrimonio, María de Leyva, ha firmado un edicto para la cesión del uso del edificio, que ya ha salido publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), lo que abre oficialmente el plazo para la presentación de ofertas de arrendamiento por parte de cualquier interesado, pues el documento no establece la exención de ningún tipo de uso, ni siquiera privado.

La oferta de base que ha sacado el Ayuntamiento es de 2.667, 84 euros más IVA, como cuota de alquiler cada mes y por un periodo de 20 años. Además, hay una condición expresa, que es el compromiso del arrendatario de invertir 150.461 euros en los primeros tres años de ocupación del inmueble para la rehabilitación de este edificio histórico.

El inmueble, ubicado en plena calle de San Matías, es uno de las "joyas de la corona" del patrimonio del Ayuntamiento, como lo ha definido estos años el propio PSOE, cuando luchaba con el PP para paralizar sus intentos de que los tres inmuebles acabaran en manos de un inversor privado.

A partir de ahora los interesados pueden presentar sus ofertas formalmente, aunque fuentes municipales sostienen que ya ha habido contactos informales de posibles arrendatarios interesados en ocupar el edificio.

Estos posibles clientes del Ayuntamiento podrían estar interesados en convertir el edificio en un centro de formación, dando al inmueble un uso educativo, aunque el pliego no descarta nada y podrían surgir otras ofertas, incluso de tipo hotelero.

El Ayuntamiento de Granada, con el PP en el gobierno, inició en 2008 los trámites para vender este edificio y otros dos inmuebles históricos en el Albaicín, entre los que estaba la conocida Casa Agreda, que es uno de los más valorados.

La crisis, el estado de los edificios o los precios frustraron el intento inicial de venta, pues no hubo ofertas para esta operación por la que el Ayuntamiento planeó ingresar alrededor de 10 millones de euros. El edificio de San Matías, que era uno de ellos, se valoró en 2,5 millones de euros.

Pero aún así, el gobierno del PP se fue deshaciendo de algún modo tanto de Casa Agreda como del inmueble de Santa Inés, a través de cesiones y alquileres, que aunque no son ventas, reportaban unos ingresos anuales a las arcas municipales.

Para favorecer estos usos de los inmuebles el Ayuntamiento incluso cambió la situación del bien, para pasar de demanial (solo de uso público) a patrimonial (que se puede vender, ceder o alquilar).

El PSOE, como el resto de la oposición, asociaciones de vecinos y culturales han estado años protestando por los planes de privatización de estos inmuebles, pues consideraban que debían tener un uso público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios