Más de 180.000 granadinos se librarán de la subida del 3% del IBI

  • El Ayuntamiento amplía las bonificaciones y mejora los rangos del IBI social para que se puedan acoger más familias · Sin embargo, los recibos del impuesto inmobiliario y de las tasas serán más caros

Comentarios 2

La visión del concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Mérida, respecto a las ordenanzas fiscales de 2011 es clara. "No subir la presión fiscal, favorecer a los ciudadanos menos pudientes y ampliar el abanico de bonificaciones de todo tipo". Sin embargo, cuando los ciudadanos vayan a pagar sus impuestos y tasas municipales el próximo año verán que, por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles aumenta el 3% y que las tasas suben un 1,4%.

Para explicar esta aparente contradicción Mérida argumentó que los impuestos se incrementarán lo establecido por el IPC, un 2%, mientras que las tasas disminuirán un 0,6% por debajo del IPC, por lo que el resultado final será el incremento del 1,4%. Al final, el caso es que todos los recibos que se paguen en 2011 serán más caros aunque en el caso de las tasas, "no por culpa del Ayuntamiento".

Uno de los impuestos que más suben es el de Bienes Inmuebles, IBI, que lo hace un 0,9%, sumando casi un punto más al IPC. En cualquier caso, no todo es negativo y las cifras, que serán debatidas en el pleno del próximo viernes, también tienen su cara positiva.

El Ayuntamiento ha decidido ampliar el abanico de las bonificaciones en la mayoría de los impuestos. Así, en el caso del llamado, IBI social, la reducción se mantiene en el 10% pero a ella se podrán acoger las personas que tengan un 1,5% menos del salario mínimo interprofesional y una vivienda cuyo valor catastral no supere los 60.000 euros, cuando antes el corte del valor era hasta los 50.000. Esta ampliación del rango del valor catastral hará que el 84% de las viviendas registradas en el padrón municipal (181.602) se puedan sumar a la medida. Además de esta propuesta, en el caso de las familias numerosas, Economía compatibilizará la deducción que puede llegar hasta el 90%, al que se podrá sumar un 5% si se domicilian los recibos.

La Concejalía ha decidido mantener la posibilidad de aplazar el pago de recibos pequeños -entre 100 y 300 euros- hasta en 5 plazos sin intereses y reforzar el apoyo a las personas con diferentes tipo de discapacidad, por lo que los descuentos en las obras destinadas a este tipo de personas en centros públicos aumentan del 85 al 90% y cuando los trabajos se realicen en comunidades de vecinos, la bonificación pasa del 80 al 85%. Además de mantener al colectivo de discapacitados la cuota 0 en la recogida de basura.

Al margen de otro tipo de descuentos, Juan Antonio Mérida, presentó ayer dos nuevas ordenanzas fiscales. Una referente a la posibilidad de que las asociaciones de vecinos puedan vallar los espacios de dominio público con un coste del 7 euros el metro cuadrado. Y otra referente a los ciudadanos que no quieran atenderlas órdenes de ejecución subsidiaria que serán sancionados con 1.173 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios