Los granadinos tiran de ahorros tras 12 meses de escalada de precios

  • Los carburantes y los productos turísticos impulsan los precios un 1,4%

  • Granada y Sevilla son las provincias donde menos se encarecen

La factura energética se ha incrementado un 10,2% en el último año. La factura energética se ha incrementado un 10,2% en el último año.

La factura energética se ha incrementado un 10,2% en el último año. / g. h.

En un contexto de salarios congelados o con subidas mínimas, el incremento de los precios, que en otras circunstancias sería una buena noticia por lo que dice de la economía, tiene otra lectura. Granada acumula ya doce meses de escalada del IPC, con aumentos interanuales por encima del 2 e incluso del 2,5%, una realidad que está dejando tocados los bolsillos de los consumidores, que se están viendo obligados a tirar de sus ahorros.

Así lo aseguró ayer el secretario general de UGT de Granada, Juan Francisco Martín, que alertó de que el desequilibrio entre precios y salario es "uno de los graves problemas de nuestra economía, que está teniendo unos efectos dañinos". En agosto, los precios se han incrementado un 1,4%, impulsados principalmente por los carburantes y los productos turísticos. Los salarios, sin embargo, "no crecen", por lo que la mayoría de las familias "siguen perdiendo poder de compra y tienen que tirar de sus ahorros para hacer frente a los gastos cotidianos". El líder de UGT apuntó que se trata de una situación "insostenible", que está frenando la capacidad de crecimiento de la economía y del empleo, contribuyendo al "empobrecimiento de la mayoría de la sociedad granadina".

En este último mes de agosto, coincidiendo con el periodo álgido del verano, la factura energética (electricidad, gas y otros combustibles) ha experimentado la mayor subida de todos los capítulos de gasto familiares, con un encarecimiento del 10,2%. También ha sido muy relevante la preciación de los paquetes turísticos, que cuestan ahora un 6,2% más que hace un año; así como los precios de los servicios de alojamiento, que están un 5,4% por encima de los de agosto de 2016.

En el otro extremo de la balanza de precios están los equipos de telefonía y fax, que se han rebajado un 10,4%; los servicios recreativos y culturales, que cuestan un 8% menos; los artículos para el ocio y la jardinería, con una rebaja del 5,2%; y los artículos textiles del hogar, que gracias a las rebajas se han depreciado un 4,2% respecto al año pasado.

El comportamiento de los precios en Granada se sitúa algo por debajo de la media regional, donde el IPC ha experimentado un incremento del 1,5% respecto al mes de agosto del año pasado. Málaga ha sido la provincia donde más se encarece la vida, con un aumento del 1,8%, seguida de Almería (1,7%), Huelva y Jaén (1,6%), Cádiz y Córdoba (1,5%) y, por último, Granada y Sevilla (1,4%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios